www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

COSAS VEREDES

¿Votará usted lo mismo?

martes 29 de marzo de 2016, 00:07h
La serie norteamericana House of cards desnuda de forma casi obscena los retorcidos y peligrosos juegos que allanan el camino al poder. Al menos, en la ficción. El protagonista en la primera temporada es un aspirante a presidente de EEUU. Después, se trata del mismísimo presidente. Chantajes, sobornos, mentiras, traiciones, sexo, asesinatos... Todo vale con tal de llegar a la casilla deseada. La serie, protagonizada por un magnífico Kevin Spacey, es más que recomendable aunque no para aquellos a los que luego les vaya a dar por pensar qué ración de verdad habrá en esos guiones.

¿Sabemos todo lo que ocurre en esos despachos en los que se decide el futuro de una nación? Por supuesto que no pero, ¿hasta qué punto es cierto eso de que el poder corrompe y que una vez instalado en él o demasiado cerca de conseguirlo la ética y la moral mueren asfixiadas por la codicia y el ego?

Seguimos sin Gobierno más de tres meses después de haberse celebrado las elecciones y aún tendremos que esperar un mes más para agotar los plazos establecidos. Nadie cede y todos se desangran. Pedro Sánchez, que este miércoles volverá a reunirse con Pablo Iglesias aunque con pocas ganas y esperanzas de lograr a estas alturas un acuerdo, ha logrado una tregua en su guerra interna: se aplazará el congreso de su partido hasta que se haya formado un Ejecutivo. O lo que es lo mismo, no tendrá que batirse en duelo con la andaluza mientras se desangra en la contienda por La Moncloa. Después, Dios dirá...

Tonta no es Susana Díaz. Con lo empeñadísima que se mostró en enero por mantenerlo en mayo, ahora dice que prefiere esperar. Pues claro, tendría que postularse en un par de semanas sin saber si habrá acuerdo o no, es decir, si Pedro Sánchez será o no investido presidente. ¿Se imaginan? Habría perdido antes de empezar contra todo un flamante presidente del Gobierno. No, Susana es astuta y paciente y ahora sabe que le toca esperar.

Pablo Iglesias intenta mantener una sonrisa artificial mientras se le van cayendo las pelotitas durante sus malabares. Muchas ha perdido ya por el camino pero la última, la de Íñigo Errejón, le ha dejado una falsa mueca que no logra quitarse de encima mientras sus opciones nacionales también menguan. Tiene pinta de ser un pésimo jugador de pócker.

Albert Rivera sigue esperando su momento. No ha conseguido lo que se proponía pero al menos mantiene su casa limpia y ordenada, que no es poco en los tiempos que corren. Y Mariano Rajoy, ahí sigue, atornillado a su silla con cara de que aquí no pasa nada dejando que el reloj avance implacable perdiendo un tiempo precioso para todos.
Si caminamos hacia unas nuevas elecciones, como todo parece indicar, tendremos que volvernos los electores mucho más estrategas y jugar a ese juego de poder en el que igual no toca votar al partido que más nos convenza, sino al que más opciones tenga de formar Gobierno de aquellos más cercanos a nuestra ideología. Por lo menos para que no nos hagan perder más tiempo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Votará usted lo mismo?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2513 | Pontevedresa - 29/03/2016 @ 10:53:42 (GMT+1)
    Veo que eres una víctima más de lo políticamente correcto, Rajoy atornillado a su silla, un tópico manido y embustero. Rajoy al día siguiente de las elecciones ofreció un pacto a tres y se lo dijo personalmente a ese ambicioso compulsivo que es el que ha parado el reloj de España con su poco democrático No a hablar con el que ganó las elecciones. Yo claro que votaré si se repiten, y a Rajoy, el candidato más serio y responsable, si votas a Rivera no sabes donde terminará tu voto, ahora mismo con Sánchez, al tiempo que le traiciona. Rajoy es un puerto seguro, lo demás todo está en el aire.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.