www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

Sólo Madrid y Baleares salen de la crisis

jueves 31 de marzo de 2016, 11:14h
Sólo Madrid y Baleares salen de la crisis
El Instituto Nacional de Estadística ha publicado los datos de producción por regiones, y son muy reveladores tanto del reparto regional del crecimiento este año como del comportamiento de las distintas regiones durante la crisis.
Los datos más inmediatos señalan a dos regiones muy específicas en las que ha crecido el PIB en 2015. Por un lado, está toda la costa mediterránea no andaluza, con la excepción de Murcia. Es decir, Cataluña, que ha crecido un 3,3 por ciento, y Valencia, con un 3,6 por ciento. La otra es Madrid, que ha crecido un 3,4 por ciento el año pasado. Ya en la media española (que, recordemos, es del 3,2 por ciento), están Baleares, Castilla-La Manca, Andalucía y Galicia. El crecimiento ha sido armónico en el conjunto del país, ya que quienes menos han crecido no tienen unas diferencias muy grandes con quienes más lo han hecho. Son Canarias y La Rioja (2,8 por ciento), Aragón y Melilla (2,7) y Cantabria (2,6 por ciento).

Como cabe esperar, según ampliamos el espectro temporal, esas diferencias se hacen mayores, y más significativas. Lo más sobresaliente es el caso de Madrid y de Baleares. Son las únicas Comunidades Autónomas que han crecido durante los años de crisis; es decir, de 2008 a 2015. El INE ofrece los datos a precios corrientes, lo que permite su comparación. En 2008, el PIB de Madrid fue de 202.035 millones de euros. La caída en la producción, con la excepción de la tímida y breve recuperación de 2011, no dejó de caer hasta 2013 (193.834 millones), y desde entonces ha recuperado, en dos años, lo perdido con la crisis: 203.626 millones de euros. Por lo que se refiere a Baleares, en estos años ha pasado de 27.194 millones de euros a 27.546 También han aumentado su producción las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Las regiones que más han perdido en estos años son Cantabria (casi un 10 por ciento), seguida por Cantabria, Valencia, La Rioja y Castilla-La Mancha. Curioso el caso de las dos regiones del Cantábrico. Los crecimientos de Galicia y el País Vasco están cerca de la media nacional, y en el caso de las Vascongadas por encima.

El PIB de Madrid era el 17,7 por ciento del nacional en 2000, mientras que el de Cataluña era del 18,9 por ciento. En 2008, primer año de incidencia de la crisis, el reparto se había equilibrado: 18,7 por ciento para Cataluña, y 18,1 para Madrid. Con la crisis, ambas regiones se han acercado más. Cataluña aporta el 18,9 por ciento del PIB nacional, mientras que Madrid aporta el 18,8 por ciento. Madrid, en definitiva, ha aumentado 1,1 puntos su peso en el PIB desde 2000.

En PIB per cápita, Madrid es la comunidad número uno, con 31.812 euros, a los precios de 2010, que es la base de comparación que utiliza el INE. Madrid está un 36,6 por encima de la media nacional. Por encima de los 30.000 euros, además de la región que contiene la capital, sólo está el País Vasco (un 30,8 por ciento por encima de la media), y algo más lejos están Navarra (un 23,2 por ciento sobre la media) y Cataluña (27.663, un 18,8 por ciento).

¿A qué se debe el mayor crecimiento de Madrid sobre el resto de regiones en estos años de crisis? Se pueden dar causas puramente regionales. El aumento del comercio un año, por ejemplo, puede tirar de unas regiones más que de otras. Los vaivenes del turismo internacional, la demanda de coches, el reparto del gasto público… todo ello puede tener incidencia en el mayor o menor crecimiento de una región frente a otras.

Pero con una mirada temporal más amplia, esos cambios en la demanda no tienen tanta incidencia, y hay que prestar más atención a las condiciones que la política de cada región ha puesto para el desarrollo económico. Madrid ha contado, desde hace décadas, con un gobierno en la región y en la ciudad que está libre de las pesadas cargas del nacionalismo, que con alguna excepción (principalmente la sanidad, más otras partidas como Telemadrid) no se ha dejado llevar por la dulce muerte del gasto desenfrenado. Y ha apostado por una moderación en los impuestos, que se puede permitir por el gasto contenido y la deuda a raya. En el caso de Baleares, el peso de la política económica es más difuso, pero es también importante. En general, todo el arco mediterráneo ha crecido más que la media del país.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.