www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Federico Aixat: La última salida

domingo 17 de abril de 2016, 18:36h
Federico Aixat: La última salida

Destino. Barcelona, 2016. 544 páginas. 19,50 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Jorge Pato García

Cuenta la famosa historia escrita por Perrault que Pulgarcito no consiguió encontrar el camino de vuelta a su casa al no poder hallar el rastro de migas de pan que había ido dejando. En esta ocasión las migas de pan no desaparecen, pero es intrigante como a lo largo de la lectura de este libro nos vamos encontrando con un camino guiado que maneja a su antojo el que arroja las migas de pan en el transcurrir de la historia.

Sin lugar a dudas, el thiller psicológico vive un momento excepcional. Además de estar en boga, son muchas las nuevas publicaciones que se pueden enmarcar en este género y numerosas de ellas de excelente calidad.

En el caso que nos ocupa el protagonista de esta novela, Ted McKay, aparentemente lleva una vida de éxito y tiene un entorno familiar idílico que conforman su mujer y sus dos hijas. Pero algún secreto debe atormentar a Ted para que decida poner fin a su vida. Es en ese instante crítico cuando se inicia el relato. Ted, después de haber planificado absolutamente todo, y haber previsto y resuelto con mente fría todos los detalles, está en su despacho. Allí tiene la pistola como medio elegido para acabar con su vida. Ya solo queda apoyarla en la sien, apretar el gatillo y terminar con el tormento que está viviendo.

Pero, de pronto, llaman a la puerta de su casa, golpean y vociferan su nombre implorando que abra. Momentos de confusión, de duda, de tensa espera, tratando de que el inoportuno visitante desista y él pueda seguir adelante con su plan. Ahí, con su mirada perdida, intentando abstraerse de lo que está oyendo, ve sobre la mesa una nota que no debería estar en ese lugar. Los nervios se disparan. ¿Será un borrador de la carta que ha escrito a su mujer y que demolería su plan si alguien la lee? No puede evitarlo, ha de echar un vistazo a ese papel a la espera de que el ruidoso aporreador de la puerta decida irse. Pero su sorpresa es mayúscula cuando lee lo que dice la nota: “Abre la puerta. Es tu última salida”.

El desconcierto que abruma al protagonista se traslada también al lector, y es que esta es una de las características de esta novela. Lector y protagonista van juntos, les pasan desapercibidas cuestiones elementales que luego serán trascendentes. Ambos se sienten como si una cruel mano surgida de las sombras moviese los hilos de tal manera que diera la impresión de que alguien jugara a hacer regates, giros y piruetas en apariencia imposibles.

Como se puede suponer, Ted abre finalmente la puerta y allí está Lynch, un desconocido que le arrastrará a este viaje trepidante y apasionante.

Como decía al principio el thriller psicológico está en pleno apogeo, pero de ahí a que todo el que se aventura a escribir una novela de este tipo lo haga con acierto hay un mundo. Y conseguir que sea un referente mundial del genero y se hayan comprado los derechos para que Holywood traslade la historia a la gran pantalla, está al alcance de muy pocos. Entre ellos, el argentino Federico Aixat.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios