www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Y DIGO YO

Coalición Podemos-IU: ¿habrá ‘sorpasso’?

Javier Cámara
x
javiercamaraelimparciales/12/12/24
jueves 21 de abril de 2016, 18:59h

Dos partidos deberían preocuparse –y mucho– si finalmente se concreta la coalición anunciada entre Podemos e IU. Primero, la propia formación de Alberto Garzón. Podemos no va a admitir lecciones ni imposiciones de nadie y los programas y estrategias a seguir pueden significar la desaparición por absorción definitiva de este partido comunista.

Así lo ha dejado entrever Pablo Iglesias, que considera “bueno” que se sumen voluntades, aunque, ha matizado, se requiere “altura de miras” en este objetivo conjunto. Lógicamente, las miras altas son las del partido que tiene más votos, es decir, el suyo. Aun así, lo ha dicho más claro todavía el fundador de la formación morada Juan Carlos Monedero, que no ha dejado lugar a dudas cuando aseveraba que Podemos debe seguir siendo “la nave nodriza”.

Aunque Monedero abre la puerta a IU, a las mareas, a los movimientos ecologistas y todos los grupos antisistema afines, da por sentado que todos deberán someterse al dictado de Podemos porque, sentencia, no puede perder ni su identidad ni su nombre. En todo caso, como posible nombre para esta alianza, estaría dispuesto a aceptar algo parecido a ‘Podemos En Común’. Dice Monedero que con otras opciones “la gente no sabría qué está votando”.

Pero también tiene que estar muy preocupado el PSOE, aunque digan que no temen el ‘sorpasso’. Esta coalición podría sumar seis millones de votos –los cinco de Podemos y el que aporta IU– y hacer que el partido representativo de la izquierda en España sea el nuevo consorcio.

En Ferraz aseguran que la forma en la que ha llevado las negociaciones Iglesias le va a hacer perder votos, por lo que no se quedarán sin esa posición de referencia dentro de la España progresista. Pero los números son tozudos. Haciendo un ejercicio no muy descabellado de política ficción, si las tres formaciones lograran el mismo número de votos que el pasado 20D, estaríamos hablando de 6 millones contra 5,5 de los socialistas.

Es verdad que fue el peor resultado de toda la historia del PSOE, que tocaron suelo, y confían en que eso no vuelva a suceder, pero igualmente depositan demasiada ilusión en la iniciativa que creen mostró Pedro Sánchez en su intento fallido para formar Gobierno. Ya sabemos, todo es relativo, lo que para unos es un éxito, para otros es el más rotundo fracaso.

Por último, también debería estar preocupado Íñigo Errejón, aunque sólo fuera por el mero hecho de que Iglesias se apresuró a negar discrepancias con su número dos sobre este plan de coalición con IU. Si apuestas por la transversalidad del partido, pero tu jefe no; si crees que la suma de tantas tendencias no lleva a nada, pero tu jefe sí, entonces tienes un problema y es posible que te muevan la silla y el próximo número dos de tu partido sea el líder de otro.

Y digo yo: ¿Se dan por enterados Alberto Garzón, Pedro Sánchez e Íñigo Errejón de lo que puede pasar? ¿Conservará su identidad IU? ¿Habrá ‘sorpasso’ al PSOE? ¿Se convertirá Podemos en un ‘totum revolutum’ ingobernable? ¿Será bueno para la izquierda? ¿Beneficia al PP las guerras entre los vecinos de enfrente?

Las respuestas, el 26J.

Javier Cámara

Redactor Jefe de El Imparcial

JAVIER CÁMARA es periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios