www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

La EPA trae buenas noticias

jueves 28 de abril de 2016, 20:38h
El primer trimestre del año es habitualmente malo para la creación de empleo, pero los datos interanuales apuntan a una mejora.

Tenemos, frescos aún, los datos de la última Encuesta de Población Activa. Su lectura es, en principio, desalentadora si nos limitamos a extractar lo que dice la nota del INE, con los datos del primer trimestre de 2016.

Vamos a recogerlos, para ver de qué estamos hablando. Por un lado, cae el empleo: lo hace en 64.600 personas del último día de diciembre al último de marzo, mes que concluye con 18.029.600 personas ocupadas. La tasa de empleo cae 17 centésimas en estos tres meses, y queda fija en el 48,84 por ciento. Por lo que se refiere al desempleo, éste sube en 11.900 personas, por lo que la tasa de paro deja de caer, y sube una décima hasta el 21,00 por ciento.

Todo esto se ha destacado, pero no es muy significativo. Sabemos que la evolución del empleo sigue una estacionalidad, por lo que tenemos que ir a los datos interanuales para ver si, en conjunto, estamos mejorando o no. Y ahí la perspectiva cambia. En el último año el número de ocupados creció en 574.800 personas. Si recogemos los datos de los cuatro trimestres anteriores (es decir, no del segundo de 2015 al primero de 2016 sino todos los de 2015), ese crecimiento fue menor, de 525.100 personas.

Ocurre que el primer trimestre del año es habitualmente malo para la creación de empleo, por lo que habría que comparar la caída de la ocupación en ese período en 2016 con la de los años anteriores, y Ahí se ve que, lejos de estar empeorando, la EPA trae muy buenas noticias: T12016: -64.600; T12015: -114.300; T12014: -184.600; T12013: -322.300; T12012: -374.300; T12011: -256.500; T12010: -251.800; T12009: -766.000; T12008: -74.600. Es decir, que la media en todos los años de la crisis anteriores a este es de una caída de -289.675 ocupados, un ritmo de caída que es 4,5 veces el del último trimestre.

BBVA Research apunta, en su valoración de los datos, que “Una vez corregida la estacionalidad y el efecto calendario del periodo, la ocupación creció en torno a 150.000 personas (un 0,9 por ciento), lo que supone una aceleración” respecto del anterior trimestre (un 0,8 por ciento).

Por otro lado, no sólo mejora el panorama del empleo, sino que mejora también su calidad. Así, se observa que de enero a marzo, el número de ocupados con contrato indefinido crece en 52.400 personas, y el número de quienes tienen contrato temporal cae en 106.000 personas. Ello ha supuesto una rebaja en la temporalidad de 6 décimas, hasta el 25 por ciento.

La EPA, por otro lado, muestra que la desaceleración de la economía, que se viene previendo desde el año pasado, podría no ser tan pronunciada como se creía. Y que, en cualquier caso, lo que no ha ocurrido es el peor de los escenarios: que el impasse político paralizase la economía. Ese parón no ha tenido lugar, y estamos lejos de que se produzca.

Otro dato importante, éste menos halagüeño, es el que se refiere a la composición del empleo por la titularidad del empleador. En este último trimestre se han creado 17.600 empleos netos en el sector público, y se han destruido 82.100 en el privado.

Desde el punto de vista regional, el litoral mediterráneo ha sido el protagonista de la creación de empleo. Según recoge BBVA Research, “las comunidades autónomas de Baleares, Murcia y Cataluña mantienen la dinámica positiva observada en 2015 y lideraron la creación de empleo en el primer trimestre del año. Por el contrario, Madrid y La Rioja redujeron el número de ocupados entre enero y marzo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.