www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPECTACULAR GUNNAR JÓNSSON

Corazón gigante: los 'amarillos' islandeses

Laura Crespo
x
lauracrespoelimparciales/12/5/12/24
viernes 13 de mayo de 2016, 12:26h
Llega a las salas españolas la quinta película del realizador islandés Dagur Kári, Corazón gigante (Fusi), una tierna revisión del chico-conoce-chica entre 'bichos raros' que interpreta de manera magistral el actor Gunnar Jónsson.
Corazón gigante: los 'amarillos' islandeses
Ampliar
Un buen ejemplo del imprescindible papel de los festivales internacionales para producciones modestas. Corazón gigante (Fúsi) es la quinta cinta del director islandés Dagur Kári y, tras recibir el aplauso de la crítica y el público, además del premio al mejor actor para Gunnar Jónsson, en el Festival de Cine de Valladolid, se convierte en la primera en llegar a las salas españolas (su anterior trabajo, Un buen corazón, sí llegó a nuestro país, pero directamente en DVD). Y el público español, como el de Valladolid, se dejará atrapar por una historia cuya mayor fortaleza es, como la de su protagonista, tener un corazón gigante.

El inmensamente genial Gunnar Jónsson es Fúsi, un hombre con sobrepeso y pocas habilidades sociales que, pasada la cuarentena, vive con su madre, su único hobby es construir maquetas de batallas de la Segunda Guerra Mundial nunca ha tenido novia y tampoco tiene demasiados amigos ni habilidades sociales suficientes. La primera parte del metraje dibuja, desde la sensibilidad y la ternura que sostienen toda la cinta, la rutina de Fúsi: desayunar los mismos cereales de siempre; ir a un trabajo, de ‘maletero’ en el aeropuerto de Reikjavik, en el que soporta estoicamente las bromas pesadas –a veces, sobrepasan ese término, de sus compañeros; cada viernes, comer en un tailandés de confianza; jugar una vez por semana a un juego de roll con el único amigo que tiene; y llamar cada noche a una emisora de radio para pedir una ración de heavy metal desestresante. Hasta que la nueva pareja de su madre le regala un bono para aprender a bailar country y, en las clases, conoce a Sjöfn (Ilmur Kristjánsdóttir), una mujer que esconde una soledad que, a diferencia de Fúsi, no le cabe en el cuerpo.

A través de la relación que surge entre ambos, el protagonista aprende una forma de felicidad hasta ahora desconocida y el cineasta aprovecha para hablar de la inadaptación; de la soledad tanto física como emocional; de los “bichos raros” que terminan, a empujones, en los márgenes; de primeras veces tardías; del valor que uno se da a sí mismo; de las apariencias, el individualismo y de la generosidad.

Kári narra la cinta desde el punto de vista de Fúsi y se afana porque empaticemos con él. De hecho, en la butaca tenemos la misma información sobre Sjöfn que el protagonista: podemos intuir heridas que nadie nos explica y poco más, en una revisión del chico-conoce-chica en la que más que el desenlace importa la distancia entre los puntos de partida y de llegada. Sjöfn vendría a ser para Fúsi uno de ‘los amarillos’ de Albert Espinosa, una de esas personas que, según la descripción del autor catalán, “no son ni amantes ni amigos, esa gente que se cruza en tu vida y que con una sola conversación puede llegar a cambiártela”. Evidentemente, Fúsi para Sjöfn también lo es, pero esa sería otra película.

Entre el romance y el drama con pinceladas cómicas, Corazón gigante consigue mover las emociones del espectador sin mostrar sus artificios, de una manera orgánica que se debe, sobre todo, a la tremenda interpretación de Jónsson. Es imposible no terminar amando al gigante bonachón, generoso e infantil que compone a base de gestos y miradas el actor islandés, un personaje que recuerda al también tierno e inexperto Jack de Una cita para el verano, el único trabajo en la dirección del fallecido Philip Seymour Hoffman.

El hielo de Islandia se traduce en una fotografía grisácea y fría que contrasta con la calidez de Fúsi y los temas de Dolly Parton que dominan la banda sonora. Una cinta que, desde el terreno de la autoría, llegará a grandes sectores del público dada su enorme capacidad para arrancar la empatía y conmover.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios