www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXTORSIÓN DE "MANOS LIMPIAS" A VOLKSWAGEN

lunes 30 de mayo de 2016, 10:43h
José María Olmo ha desenmascarado de forma concluyente los procedimientos extorsionadores de Ausbanc y Manos Limpias, “sindicato”...

José María Olmo ha desenmascarado de forma concluyente los procedimientos extorsionadores de Ausbanc y Manos Limpias, “sindicato” este último al que califiqué en su día de “Manos arriba”. Se busca a una empresa, a un banco o a una personalidad que tengan problemas. Se desencadena, si resultara conveniente, un proceso judicial. Después, se produce la extorsión: dinero contante y sonante a cambio de retirar la denuncia. Para disimular el atraco, se factura la cantidad recibida como publicidad en las revistas sapo del señor Pineda. Y así se consuma el negocio. José María Olmo ha explicado cómo Ausbanc y Manos Limpias vieron el cielo abierto con los problemas de Volkswagen y pusieron en marcha su maquinaria extorsionadora.

Lo que ha ocurrido es que algunos de los extorsionados o de los amenazados con el chantaje han acudido a la UDEF, Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, que ha descubierto el pastel. Los máximos responsables de Ausbanc y Manos Limpias están en la cárcel, sin dar muestras claras de arrepentimiento sobre tantos delitos presuntamente cometidos, sobre tantas tropelías consumadas.

Existen sospechas entre los investigadores sobre la connivencia de ambos grupos fraudulentos con algunos jueces, así como la utilización de ciertos abogados sin escrúpulos en las operaciones de extorsión. En poco tiempo podrían publicarse revelaciones especialmente escandalosas.

La UDEF, por fortuna, ha obrado con rigor y eficacia y el juez Pedraz ha hecho lo que debía hacer. Estamos ante uno de los grandes escándalos de corrupción que, en este caso, no corresponde a los políticos sino a la sociedad.