www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL FMI ADVIERTE DE LAS GRAVES CONSECUENCIAS

Los mercados se preparan para el ‘Brexit’

sábado 18 de junio de 2016, 10:30h
Las últimas encuestas en el Reino Unido, antes de que se produjera el asesinato de Jo Cox, daban una ligera ventaja al ‘Brexit’ –la salida de la Unión Europea- en el referéndum que se celebra el próximo 23 de junio. Esta salida tendría serias consecuencias en la economía, y los mercados ya han dado los primeros signos de pánico esta semana.
El próximo 23 de junio, tres días antes de las elecciones en España, el pueblo británico vota, en una jornada laboral, su permanencia en la Unión Europea. Los mercados han vivido una semana convulsa a la espera de la votación de los ciudadanos británicos. Se cree que un ‘Brexit’ podría llevar al Reino Unido a la recesión y ocasionar turbulencias financieras en todo el mundo, además de poner en cuestión la esencia de la Unión Europea. España es uno de los países que sufriría en caso de ‘Brexit’: su principal mercado turístico es Reino Unido, y algunas de las más importantes empresas tienen importantes intereses económicos en las islas británicas. Además, podría ser un acicate para movimientos independentistas en territorio español.

El Fondo Monetario Internacional se ha sumado a los organismos que advierten de las consecuencias del ‘no’ a permanecer en Europa: el Reino Unido restará entre 1 y 3,7 puntos porcentuales de su PIB el año que viene, con una subida de la inflación de entre el 2,6% y el 4%, lo que duplicaría la subida de los precios en las islas.

Para 2018, el escenario sería todavía más adverso, ya que, en caso de que Reino Unido no lograra establecer un tratado de comercio con la Unión Europea, perdería 5,2 puntos porcentuales de su PIB, lo que supondría una severa recesión en la economía británica.

En caso de que, a pesar de salir de la Unión, Gran Bretaña pudiera establecer un tratado de comercio con los países que la integran similar al que está operativo con Noruega, el impacto para la economía sería menor. En ese caso, el descenso del PIB británico sería del 1,3%.

El estudio del FMI también calcula una depreciación de entre el 5% y el 15% de la libra esterlina.

En cuanto a los afectados, el Fondo dice que los principales perjudicados serían Malta, Irlanda, Chipre, Holanda y Bélgica, por su mayor vinculación comercial y financiera con Reino Unido. Pero no serían los únicos. Las exportaciones españolas a Reino Unido suman 18.200 millones de euros al año. Además, el pasado año, España recibió a 15,5 millones de turistas británicos, que dejaron en España 14.057 millones de euros; unos 300.000 británicos tienen residencia permanente en España. Todo ello estaría en riesgo en caso de que no se llegara a un acuerdo comercial con la economía británica.

En caso de que el país saliera de la Unión Europea, sería necesario renegociar el acceso de los británicos a suelo español, así como a los servicios sociales. Además, una libra devaluada podría encarecer las vacaciones los países del euro para los turistas británicos, de manera que España podría convertirse en un destino menos atractivo.

Otro de los asuntos que se deben tener en cuenta es la aportación de Gran Bretaña al presupuesto de la Unión Europea. Se trata de una cantidad que puede alcanzar los 9.500 millones de euros, con la que ya no podrían contar los países miembros.

Pero no sólo la economía real sufriría las consecuencias de un ‘Brexit’. Los mercados financieros han mostrado su nerviosismo esta semana, a medida que comenzaban a conocerse las encuestas que daban una ligera ventaja al ‘no’ a permanecer en la Unión Europea.

A pesar del repunte del viernes, los mercados han vivido una semana de pérdidas, y, sobre todo, de movimientos bruscos hacia posiciones de refugio. En el balance semanal, el Ibex 35 retrocedió un 1,51% hasta los 8.362 puntos, lo que amplía las pérdidas anuales hasta el 12,39%.

Los analistas consideran que, tras el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, es más improbable el escenario de ‘Brexit’. Sin embargo, se han registrado movimientos significativos durante la semana. En el mercado de renta fija se ha producido un hecho histórico: el bono alemán de referencia, a diez años, ha tocado tipos negativos, lo que significa que los inversores están dispuestos a pagar por tener su dinero en este instrumento a largo plazo, con tal de estar protegidos de las turbulencias del mercado.

El ‘bund’ alemán a diez años es una referencia económica que marca, precisamente la evolución de la llamada ‘prima de riesgo’ en el resto de los países europeos. Al descender su rentabilidad, han aumentado las primas de riesgo del resto de países de la moneda única. En el caso de España, a lo largo de la semana ha repuntado por encima de los 160 puntos. Sin embargo, el viernes conseguía relajarse hasta los 154 puntos.

El temor a una salida del euro de Grecia ha sido una de las principales preocupaciones de los inversores durante los últimos años, ya que se pone en cuestión la moneda única. A pesar de que Reino Unido no pertenece a la zona euro, una salida de un país miembro de la UE rompería el tabú y daría paso a que pudieran producirse otras eventuales salidas, con lo que la gran construcción europea quedaría en entredicho.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios