www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA GASTRONÓMICA

Novedades en la calle Jorge Juan

miércoles 22 de junio de 2016, 10:54h
La calle Jorge Juan de Madrid (y sus alrededores) es, desde hace años, uno de los epicentros gastronómicos de Madrid. Desde los tiempos históricos de El Amparo, no ha dejado de atraer grandes restaurantes y ofertas para todos los públicos.
Novedades en la calle Jorge Juan
Hoy quiero hablarles de restaurantes recién llegados y otros a punto de llegar, vinculados de alguna manera a este entorno gastronómico, en el que triunfan establecimientos como El Paraguas y Quintín (ambos bajo la batuta de Sandro Silva y Marta Seco), Álbora, La Máquina, Alkalde, Los Gallos, Cinco Jotas, La Bien Aparecida o La Cocina de María Luisa.

En la paralela calle Villanueva, encontramos a Carlos Oyarbide (Villanueva, 21. www.carlosoyarbide.com ) abierto hace pocos meses y que representa la vuelta a Madrid de este “verso suelto” de la familia Oyarbide, tras su reciente experiencia marbellí. Desde la base de la tradición, apuesta por una cocina actual a través de una carta corta de la que forman parte platos tradicionales adaptados a las nuevas tendencias, como las alubias de Tolosa con sus “sacramentos” o las croquetas semifluidas de leche latxa, todo con un evidente sello vasco-navarro. También tiene una parte más informal o desenfadada a precios reducidos.

Totalmente diferente es la oferta de 47 Ronin (Jorge Juan, 38. Tfno. 913 485 034), un homenaje a la cultura japonesa de aquellos famosos samuráis mercenarios, en un recoleto espacio donde prevalece el silencio. La famosa "Leyenda de los 47 Ronin", que ya ha sido adaptada a la pantalla en varias ocasiones, está considerada en Japón como una leyenda nacional y pone de manifiesto el código de honor samurái por excelencia.

En el número 20 de la calle Jorge Juan encontramos el cuarto negocio del Grupo El Paraguas, propietario del restaurante homónimo, de Ten con Ten y Ultramarinos Quintín. Responde al nombre de Amazónico y ocupa la antigua sede del restaurante Pandelujo, en cuya planta superior se ofrece una carta de carnes de corte latinoamericano y pescados del Amazonas y un ambicioso asador. En la inferior funciona un club de jazz con amplio horario. Y por si fuera poco, han abierto un taller, que también será sede de eventos, y este verano pondrán en marcha el Ten con Ten en Ibiza.

La cuarta novedad no está ubicada directamente en el entorno de Jorge Juan pero tiene mucha relación con uno de sus más exitosos moradores. En efecto, al Grupo Álbora, propiedad de Joselito y La Catedral de Navarra, pertenece A'Barra (Pinar, 15. Tfno. 91 021 00 61) en la que fue sede histórica de El Bodegón, ocupa un impresionante espacio de 700 m^2. Aspira a convertirse en referencia para almuerzos empresariales, adaptados a los nuevos gustos y tendencias, más económicos y en donde lo principal es un producto que siempre resalta más allá de la técnica. El jefe de cocina es Juan Antonio Medina, que fue chef de Zalacaín.

También la duración del momento gastronómico se ha adaptado a las nuevas exigencias contemporáneas. Como su nombre indica, a un restaurante de tipo convencional A’Barra une la barra que le da nombre, tan solo para 22 comensales y en la línea de los Atelier de Jöel Robuchon. En el Bar Joselito, a la entrada, se puede tomar la trilogía de jamones de Joselito, Champagne y vinos de Jerez. Y hay también un huerto urbano.

En conjunto, propuestas adaptadas a los tiempos actuales, a los nuevos públicos y a nuevas formas de plantear la relación con la buena mesa. Su puesta en marcha implica que la hostelería madrileña está en pleno movimiento y que el triunfo de la cocina de la libertad permite diversificar las experiencias para el comensal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios