www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA ECONÓMICA

Podemos: No siempre lo peor es cierto

miércoles 22 de junio de 2016, 22:16h
Podemos: No siempre lo peor es cierto

¿Qué ocurriría bajo un gobierno de Podemos? Esta pregunta exige una respuesta cada vez más urgente a medida que nos acercamos a las elecciones del domingo, y que las encuestas afianzan al partido de Pablo Iglesias et al, y que el hundimiento del PSOE no es tan lamentable como para impedir una mayoría simple mayor que la del bloque PP-Ciudadanos, o incluso cercana a la mayoría absoluta.

A esta respuesta le ha dedicado CEPS un informe, titulado ¿Puede España romper la maldición de la periferia? Efectivamente, ¿podemos ser ya mayores? El autor, Miroslav Beblavý, dice que España es la líder de la periferia europea, y está en el punto de inflexión entre ésta y el centro de Europa. No se refiere a la geografía, que tiene como unidad de tiempo los eones, sino al sistema económico. En este sentido, España era el centro de Europa cuando cumplía año a año los déficit y Francia y Alemania la periferia. Ahora, tras el desastre heredado por Rajoy, éste lega un desastre menor, con las cuentas todavía fuera de control pero por el buen camino, y el empleo creciendo. España tiene, dice no sin ironía, la opción de entrar en la Champions League de la economía europea. Pero también puede hacer todo lo contrario, con la peculiaridad de que, junto con Italia, “es el único país europeo que podría romper la eurozona, si lo peor acabase siendo cierto”. El informe se plantea, con esas claves, qué ocurriría si Podemos liderase el gobierno.

El autor se ha visto con políticos, altos funcionarios y analistas, y todos le han señalado que esta crisis ha hecho ver las debilidades estructurales de nuestro país, y que España necesita ver qué estábamos haciendo mal para impulsar un “cambio de modelo”; un sintagma muy popular en nuestro país, pero que quiere decir cosas contrapuestas en función de quién lo pronuncie.

Tras repasar sucinta pero precisamente el camino que ha llevado a unas nuevas elecciones, explica el puzzle político español en tres dimensiones: Izquierda-derecha, con PSOE-Podemos y PP-Ciudadanos a uno y otro lado; nuevo frente a viejo, con PP-PSOE y C’s-Podemos a un lado y otro del eje; Y la cuestión nacional, con quienes reconocen la nación española y quienes quieren destruirla. El analista ha dejado de lado una cuarta dimensión, quizás por no incidir más allá de lo obvio, que es la constitucional: qué partidos defienden la actual democracia, y cuáles quieren convertirla en algo esencialmente distinto.

Describe los cuatro grandes partidos, pero lo más importante es cómo ve a Podemos: “Tiene sus raíces en el populismo de izquierdas de América Latina, en la tradición marxista leninista española, así como en los movimientos sociales más recientes, como los de las protestas del 15 de mayo de 2011”. Y muestra que sus pilares son el activismo y la Universidad española. También recaba que Podemos está más interesado por hacerse con los centros de poder real más que con las políticas sociales. “Su modelo obvio es Syriza”, pero el desastre y el giro copernicano que ha protagonizado ha hecho que se distancie de ellos.

Si España siguiese como está, confiándolo todo a la maduración del crecimiento económico, acabará rebajando el déficit bajo la cota del 3 por ciento del PIB, pero Podemos no ve la importancia de contener el déficit como un paso previo a la modernización del país en todos los ámbitos que considera el informe: educación, corrupción, . De hecho, considera que si Podemos liderase un gobierno, llevaría al país a un toma y daca con la Comisión Europea como la que lideró Syriza en Grecia, “especialmente si el inexperto liderazgo de Podemos calibrase mal la respuesta de Europa”. Pero reconoce que para llevar su programa de máximos tendría que contar como poco con la aquiescencia del PSOE, y no lo considera probable. Por un lado, porque el PSOE no puede dejarse arrastrar al radicalismo de Podemos. Y, por otro, y esto es interesante, porque se parece a Syriza en su radicalidad, pero también porque “está más interesado en obtener y consolidar el poder que en las reformas específicas”.

Lo que no tiene en cuenta Miroslav Beblavý es que la búsqueda de consolidación del poder y la asunción de las reglas de juego españolas y de la Unión Europea son dos cosas distintas. Y, en la forma de ver las cosas de Podemos, contrapuestas. Aunque no están claras las intenciones de Podemos, su estrategia parece ser la de salir del euro. El modo sería el siguiente: Aprueban un importante aumento del gasto público. En ese toma y daca con la CE no se echan atrás como Syriza, y toman la amenaza de expulsión del euro como la oportunidad para romper con las ataduras de Bruselas y recuperar patrióticamente el control de la moneda nacional. Y con la máquina de crear dinero en su mano, asentar el poder a base de inflación. Con todo, esta es sólo una posibilidad y, como sugiere Beblavý, no siempre lo peor es cierto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.