www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESPLOME DE LAS BOLSAS

Wall Street: la peor caída en un solo día en muchos meses

Wall Street: la peor caída en un solo día en muchos meses

EL IMPARCIAL/Efe
viernes 24 de junio de 2016, 16:29h
Wall Street cerró la sesión con la peor caída en un solo día en muchos meses, por una oleada de ventas que surgió tras el resultado del referéndum del Reino Unido, que ha generado fuertes turbulencias en los mercados.
Al cierre de las operaciones, el Dow Jones de Industriales, el principal indicador, y el selectivo S&P 500, el preferido por muchos operadores, borraron todos los avances que habían acumulado desde el comienzo del año.

El Dow bajó un 3,39% o más de 600 puntos, hasta las 17.399,86 unidades, y el S&P 500, que hasta hace poco estaba aproximándose a máximos históricos, cedió un 3,60%, hasta las 2.037,30 unidades, menos de los que tenía antes de comenzar el año.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, el favorito para las firmas tecnológicas, tuvo una caída más pronunciada, del 4,12%, hasta los 4.707,98 puntos, en niveles que no se veían desde mayo de 2015.

En lo que respecta al Dow Jones y al S&P, el porcentaje de caída es el mayor desde agosto del año pasado, mientras que el derrumbe del índice compuesto del Nasdaq es el más pronunciado desde agosto de 2011.

Estas caídas, que contrastan con las fuertes alzas de la víspera, son consecuencia de la decisión de los ciudadanos del Reino Unido de votar el jueves a favor de que su país salga de la Unión Europea, una posibilidad que ya se anticipaba que impactaría en los mercados.

A pesar de estos datos, el descalabro sufrido en Wall Street es menor al desplome experimentado por los mercados europeos.

El principal indicador bursátil de París cedió un 8,04%, el de Fráncfort un 6,82% y el de Madrid, en la última jornada bursátil antes de las elecciones del domingo, el 12,35%. En cambio, en Londres, el FTSE 100 tuvo una caída, aunque grande, parecida a la de Wall Street (-3,15%).

El petróleo de Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 4,93%, hasta los 47,64 dólares el barril, mientras que el de Brent, de referencia en los mercados globales, perdió un 5,04%, hasta los 48,34 dólares.

Y, en cambio, en el bando de ganadores destacó el precio del oro, que cerró con 1.322,40 dólares la onza, en el nivel más alto desde julio de 2014, gracias a un aumento del 4,7%.

Las turbulencias y el impacto en los mercados de divisas castigaron duramente a la libra esterlina y, en menor medida, al euro, y a la larga beneficiaron al dólar. Al cierre de Wall Street la divisa europea perdía un 2,6% y se cambiaba a 1,1094 dólares, y la libra esterlina se derrumbaba un 5,8% y se quedaba con un valor de 1,40 dólares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios