www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA FRONTERA

Crónica religiosa. Yo soy cristiano. Hechos y propuestas

domingo 26 de junio de 2016, 08:29h

En esta jornada electoral y las posteriores consecuencias que tendrá, hemos querido recordar a todos los que nos siguen a través de esta Crónica Religiosa, que hay gran preocupación entre los católicos por el futuro. Por eso hemos querido colocar el cartel del próximo Congreso Católicos y Vida Pública.


Estamos seriamente preocupados por la situación, no solo en España, sino en todo el mundo, así lo ha expresado el Papa, ayer sábado, en su viaje a Armenia, el primer país cristiano que existió. Una homilía de FRANCISCO en la ha reclamado “memoria, fe y misericordia como bases para construir la vida cristiana.

El Papa nos ha dicho a todos desde Armenia que “Dios habita en el corazón del que ama; Dios habita donde se ama, especialmente donde se atiende, con fuerza y compasión, a los débiles y a los pobres. Hay mucha necesidad de esto: se necesitan cristianos que no se dejen abatir por el cansancio y no se desanimen ante la adversidad, sino que estén disponibles y abiertos, dispuestos a servir; se necesitan hombres de buena voluntad, que con hechos y no sólo con palabras ayuden a los hermanos y hermanas en dificultad; se necesitan sociedades más justas, en las que cada uno tenga una vida digna y ante todo un trabajo justamente retribuido", culminó el Papa, quien comprendió que muchos se pregunten "¿Cómo se puede ser misericordiosos con todos los defectos y miserias que cada uno ve dentro de sí y a su alrededor?”.

Unas bellísimas palabras del Pontífice que nos llenan de esperanza y no animan con actuaciones como el próximo Congreso Católicos y Vida Pública, donde se refirmará el “hecho de ser cristiano”.

No queremos olvidar que estamos celebrando el 50 aniversario de la Conferencia Episcopal Española y que con tal motivo los obispos, nuestros pastores, han hecho público un comunicado en el que afirman que “ la Iglesia en España ha querido ser la Iglesia de todos, haciéndose cercana a los más variados ámbitos sociales y culturales, pero hemos buscado que aparezca como servidora de los más pobres y débiles: los enfermos, los inmigrantes, los marginados o excluidos; por ello hemos potenciado la pastoral general y la sectorial. La defensa de los derechos humanos, especialmente de los más desfavorecidos, nos ha llevado a ser socorro y voz de los que no son escuchados, sobre todo a través de Cáritas, Manos Unidas y las demás organizaciones eclesiales de acción social y caritativa. De ahí también el empeño en estimular la presencia y compromiso de los católicos en la vida pública, la caridad política y la dimensión social de la fe, con el fin de defender la justicia, la vida humana, la igualdad de todos, el verdadero matrimonio, la familia, el derecho de los padres en la educación y la libertad de enseñanza”.

Y cerramos la crónica religiosa de esta semana, con el recuerdo para monseñor Luís Gutiérrez, obispo emérito de Segovia que llegó a la Casa del Padre. Monseñor Gutiérrez, fue un ejemplo de bien y de humildad. Esta última se hizo patente cuando renunció en la Asamblea Plenaria de la CEE en 1993 al puesto de Secretario General de la misma, “porque-fueron sus palabras-no se encontraba preparado para esa pesada carga”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(49)

+
1 comentarios