www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS INDECISOS DEJAN EN RIDÍCULO A LAS ENCUESTAS

domingo 26 de junio de 2016, 23:12h
El 32% de indecisos de la última encuesta del CIS han desbaratado los pronósticos...

El 32% de indecisos de la última encuesta del CIS han desbaratado los pronósticos que hasta el último momento, incluso a pie de urna, han mantenido las principales encuestas. Un cierto voluntarismo ha presidido los sondeos con grave lesión para el trabajo científico que debe ser objetivo. Algunos periódicos, algunas emisoras de radio y televisión han difundido lo que les gustaría que pasara y no lo que los resultados reales han puesto en evidencia.

Parece claro que el Partido Popular ha salido robustecido en las nuevas elecciones, que es lo que pretendía Mariano Rajoy tras lo ocurrido el 20-D. Lejos de la mayoría absoluta, está claro que el PP necesita al menos del apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE. Ambos partidos exigen la retirada de Rajoy, que está enrocado con el apoyo incondicional de los dirigentes de su entorno, aterrados de perder sus puestos y prebendas.

La alianza del PSOE y Ciudadanos, debilitada, necesitaría la abstención de Podemos, lo que hace improbable que se arbitre esa solución. Sánchez intentará jugar de nuevo lo que quiso tras el 21-D, que es lo que él llamaba el Frente Progresista, es decir, el Frente Popular puro y duro con algún añadido menor y con Podemos ocupando la vicepresidecia y varios ministerios claves. Lo que ocurre es que Sánchez ha evitado el sorpasso de Podemos, pero ha empeorado considerablemente el resultado del 20-D y que era el peor de la historia del PSOE. Los barones del partido podrían exigir el Sanchexit. Y el líder socialista, por decencia política, debería dimitir de forma inmediata.

Todo ello abre el interrogante de unas terceras elecciones. Frente a esta patética solución, políticos veteranos y responsables de los grandes partidos se inclinan por la coalición con los sacrificios personales que fueran necesarios.