www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOBIERNO DE SALVACIÓN

viernes 01 de julio de 2016, 12:50h
Espoleado por Angela Merkel, que exige la estabilidad en España, Mariano Rajoy se ha tapado las narices y está dispuesto...
Espoleado por Angela Merkel, que exige la estabilidad en España, Mariano Rajoy se ha tapado las narices y está dispuesto a hacer vicepresidente del Gobierno al político que le llamó indecente. Pedro Sánchez salvaría la cara y el pellejo porque el grueso del PSOE ha decidido escabecharle tras la catástrofe del 26-J, que ha dejado a los socialistas con 85 escaños.

Según información contrastada de El Mundo, el presidente en funciones, genuflexo ante Merkel, ofrecería a Sánchez, además, la mitad de los ministros para formar un Gobierno de salvación nacional que abordara las grandes problemas pendientes desde la nueva ley electoral a la reforma constitucional.

He podido contrastar opiniones relevantes y la aceptación a este proyecto es general. De no prosperar, lo más a lo que puede aspirar Rajoy es a articular un Gobierno en precario, con minoría parlamentaria y atado de pies y manos.

Si Pedro Sánchez rechazara la propuesta marianita se podría encontrar con la reacción del socialismo sensato que le enviaría a casa. Las espadas están en alto y son muchas las voces que claman por el entendimiento, el sosiego y la estabilidad.

Algunos suspicaces, por cierto, aseguran que la oferta de Rajoy, si se consuma, es para cargarse de razón en caso de que Sánchez le rechazara.