www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

¿Hubo conspiración para manipular las encuestas electorales?

domingo 03 de julio de 2016, 14:49h
Aunque la palabreja en cuestión aún no está reconocida por la Real Academia Española, en argot, pues, los conspiranoicos vienen a ser unos personajes que ven conspiraciones por todas partes y, por ello, se convierten en paranoicos. Ocurre, sin embargo, que a veces, incluso a menudo, tienen razón. El refranero español lo explica con claridad: “piensa mal y acertarás”.

Pues, pensando mal, los conspiranoicos ya han encontrado la explicación a los errores de bulto cometidos por las empresas demoscópicas que nos hicieron creer a todos, a todos, que el cacareado “sorpasso” estaba hecho. Más aún, gracias al bombardeo de las encuestas, también creía hasta el potito que el PP mantenía el tipo con dificultades, Podemos asaltaba el cielo y Ciudadanos subía o se mantenía. Solo acertaron en el bajonazo del PSOE.

Los conspiranoicos, en fin, tienen una explicación. Los poderes fácticos, que nunca se fueron, estaban aterrados ante la posibilidad de que Podemos se acercara a los 100 escaños y entrara en La Moncloa. Porque ponía en riesgo el sistema; o lo que es lo mismo, la estabilidad económica y social, las libertades, la democracia y la unidad de España. Y, siempre según los conspiranoicos, los poderes subterráneos se colaron por todas las alcantarillas para actuar en consecuencia, para frenar ese riesgo.

Los servicios de inteligencia están trufados por el PP, ahora en el Gobierno, pero, incluso más, por los socialistas. Rubalcaba es el gran maestre; perdón, maestro. El ex secretario general del PSOE es, sin duda, el político que mejor conoce esos pasadizos que comunican a los servicios de seguridad con las cloacas del Estado.

Y los poderes fácticos decidieron movilizarse para que los electores apoyaran al partido tradicional que mejor encarna ahora al sistema, puesto que el PSOE anda desmadejado; pero, sobre todo, para que no se votara masivamente a Podemos. Y, para ello, nada mejor que crear el pánico en el electorado ante el riesgo de que los chavistas, los gamberros morados, los asalta capillas, los agitadores, los enemigos de la Fiesta Nacional y de todas las tradiciones españolas, los ultracomunistas estaban a punto de tomar el poder en España. Y el voto del miedo se disparó. Jugada maestra.

El mejor lugar para sembrar ese pánico estaba en las encuestas, que la opinión pública las traduce a veces como si fueran el resultado de unas elecciones reales. Y ahí, los poderes fácticos se pusieron las botas. Se colaron por las redes cibernéticas y, sobre todo, soltaron euros por los despachos e invitaron a copas de madrugada hasta a los bedeles involucrados en obtener y “cocinar” los datos de los sondeos. Y nos convencieron a todos. ¿O algún político, periodista, analista o tertuliano de bar dudaba que se iba a producir el “sorpasso”?

El PSOE solo se benefició del pánico alentado por las empresas demoscópicas, porque se mantuvo en el segundo puesto. Pero el PP dio un puñetazo en la mesa, dejó a Ciudadanos tiritando, movilizó a su electorado más apático y hasta birló un buen puñado de votos a Pedro Sánchez por su ambigüedad en general y ante el posible pacto con Pablo Iglesias, en particular. Y muchos de los primeros votantes de Podemos se arrugaron al revisar las cuentas corrientes, al comprobar lo mal que su partido está gobernando los Ayuntamientos o al ver a sus hijos dejarse coleta. Y, en vez de ir a votar, se fueron de cañas. El resultado ya lo sabemos: Rajoy venció con claridad y Podemos se llevó un sopapo.
Cuesta trabajo creer en las teorías urdidas por los conspiranoicos. Pero ésta tiene su miga. Si non é vero é ben trovato.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(3)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Hubo conspiración para manipular las encuestas electorales?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3440 | pontevedresa - 04/07/2016 @ 10:43:57 (GMT+1)
    Ayer he puesto un comentario al sr. Director, cuyo comentario no me gustó nada y al mismo tiempo otro a Raúl Mayoral, este segundo sí está puesto, el primero no. ¿Qué pasa que solo ponéis los comentarios laudatorios al Jefe?
    Insinuar que se ha ganado porque los encuestadores dieron unos alegres resultados a los tres becarios y malos al PP para animar al personal, y que esto es como el 11M me parece una enorme osadía y una comparación desafortunada. Entonces sí que hubo una burda manipulación, y ahora vd. la sugiere. No puedo estar más en desacuerdo. Espero que este comentario aparezca, porque hasta ahora nunca he visto que se utilizara la censura en este buen periódico en el que comento a diario.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.