www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL VIRREINATO ESPAÑOL RINDE HOMENAJE AL CÉSAR

lunes 11 de julio de 2016, 11:22h
El presidente de los Estados Unidos, César del Imperio del siglo XXI, hizo una escapada fugaz...
El presidente de los Estados Unidos, César del Imperio del siglo XXI, hizo una escapada fugaz a España para recibir condescendiente el homenaje del virreinato. Atendió de forma preferente a su base militar en nuestra nación y tuvo, eso sí, la deferencia de conversar con el Rey Felipe VI, cuyos antepasados gobernaron durante trescientos años un tercio de los actuales Estados Unidos de América, desde California a Florida, sin olvidar, que se olvida casi siempre, a Alaska.

También dedicó el César unos minutos a Mariano Rajoy y a los líderes de los partidos mayoritarios que acudieron a su cita sumisos y genuflexos. El reconocimiento de la realidad virreinal que nos relaciona con Estados Unidos, no es obstáculo para recordar que la visita del César ha sido positiva y que conviene a España la tranquilidad de estar instalada en la órbita de Estados Unidos. El presidente Obama, en medio de declaraciones inanes y estériles, tuvo dos aciertos: proclamar que al mundo occidental conviene una España unida y sin fisuras, lo que significa una sonora colleja sobre los dirigentes secesionistas catalanes; y afirmar que “nos importa mucho tener un Gobierno español estable y que funcione bien”, seria advertencia, en fin, para la política piojosa de los que obstaculizan que se solucione la crítica situación actual.

El César, por cierto, prefirió comer con los suyos antes que aburrirse en el almuerzo de Estado que el Rey le preparó en la solemnidad del Palacio Real, al que había sido invitado un sector de la casta dirigente española.