www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS GOZOS Y LAS SOMBRAS

España como anomalía

viernes 22 de julio de 2016, 20:26h

No hay verano sin serpiente, ni ola de calor sin diarreas. Otra semana de bochorno y chicharrera. Nos están vacilando. En Mozambique, los recolectores de miel hablan con los pájaros. Aquí, en esta España fallida nuestra tenemos la extraña habilidad de entendernos con los difuntos. Estoy de la investidura, compadre, lo que se dice hasta los cojones. Mucho más me interesa, dónde va a parar, la rata que Paco Marhuenda tiene como mascota y se llama Vladimir. El melón de nuestra clase política está más vacío que la hucha de las pensiones, lo cual explica que 30.000 muertos hayan seguido cobrando la jubilación aun después de muertos sin que ningún vivo se haya percatado de la mangancia funeraria, hasta que Cristóbal Montoro ha caído en la cuenta. Como pusieran notas de corte para acceder a la cosa púbica, se quedaba el concurso de méritos desierto, excepción hecha de alguna excepción que confirma la regla. Como dice El País, donde los editorialistas de Janli Cebrián últimamente están que se salen, sembrados como los campos semánticos de Machado, el tiempo apremia. O sea, que pónganse ustedes de acuerdo de una puñetera vez, o váyanse todos a la mierda, como diría Fernando Fernán-Gómez, antes de que acudan las moscas de don Antonio, que han venido a la vida a joder por joder, pues ni labran como abejas ni brillan como mariposas. James se ha vuelto a incorporar tarde al primer entrenamiento de la pretemporada merengue, para no perder la costumbre de hacer el canelo. Y a España le va a pasar lo mismo como Mariano no consiga cuadrar las cuentas de los votos que necesita para la fumata blanca del Papa laico que manda en la parroquia desde el púlpito de Moncloa. 47 años hace de la supuesta llegada del hombre a la Luna, y en la luna seguimos, con el Apolo XI averiado, incapaces de regresar a la Tierra. España se despeña gritando ¡socorro! y la peña no sale en su auxilio. Costalazo asegurado. Son días de canícula, pompa y circunstancia. La cigarra lorquiana que canta sobre los campos dormidos murió borracha de luz. Llueve barro en la calima. Y después del fritanga llegarán las tormentas y las bicicletas de Shakespeare. En Turquía, cada día que pasa está menos claro quién ha dado el golpe de Estado: si la milicia contraria a Erdogan, o el caudillo contra sí mismo para justificar la purga. Aquí en España, salvadas sean las distancias con el Estrecho de Bósforo por medio, tampoco está claro quién va a darle al país el golpe de gracia que necesita para acabar de espicharla, pues la cuadrilla de políticos que siguen de corrida en San Jerónimo como si no hubiera un mañana parece empeñada en darle el descabello al morlaco ibérico todos a una, como en Fuenteovejuna. Golpe y contragolpe de calor. Huele que apesta a asonada cuartelera. Rivera amenaza con votar ‘no’ a Mariano si se empecina en pastelear y mercadear su coronación con los nacionalistas, gracias a los cuales los de Albert han conseguido un par de vicepresidencias en la Mesa del Congreso. Si Ciudadanos fuera de verdad un partido regeneracionista, devolvería a no más tardar el regalo que le han hecho, en lugar de amenazar con joder a Rajoy por haber mangoneado los diez votos que han permitido alcanzar 179 apoyos para hacerse con las tronas de la Cámara Baja. Ciudadanos no tiene más ideología que su vocación inquebrantable de partido tocapelotas. A Rivera le pone mucho más interpretar su papel de censor y ejercer el derecho de veto, que la idea de convertirse en el ala liberal del PP. De morro, un submarino nuclear británico se ha pegado un submarizano con un buque tanque en aguas del Estrecho de Gibraltar. Cualquier día vamos a tener un disgusto, al tiempo. No me explico la que se ha montado porque Melania, la mujer de Trump, que está como un tren aunque rime machista, ha plagiado en la Convención del Partido Republicano varios pasajes del discurso que Michelle, la mujer de Obama, pronunció en la Convención Demócrata de 2008. Deberían haber nominado directamente a la señora como candidata a la Presidencia de los Estados Unidos, pues sin duda está mucho más hermosa que su señor marido, que lo único que tiene sexi es el flequillo ensaimada. Leticia Sabater, que se cree Lara Croft, asegura, orgullosa, que le faltan dedos para contar los amores de verano que ha tenido. Y a un servidor le sucede lo mismo pero en sentido contrario, puestos a enumerar la cantidad de lerdos que pululan por el circo político. No es de extrañar que la alcaldesa Colau haya abierto al baño una playa canina en Barcelona, y se haya encontrado con la sorpresa de que los animales racionales que la frecuentan superan en número a los perros. Ladran, luego cabalgamos directos hacia el precipicio, qué vicio. La apoteosis de España: en los mejores cines de verano.

José Antonio Ruiz, periodista

Email: [email protected]

José Antonio Ruiz

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

1 comentarios