www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SÁNCHEZ CONTINÚA EN LA PORFÍA

miércoles 27 de julio de 2016, 11:49h
Pedro Sánchez pugna porque Mariano Rajoy se presente a la investidura y fracase. Eso le daría ocasión a replantear su Frente Progresista...

Pedro Sánchez pugna porque Mariano Rajoy se presente a la investidura y fracase. Eso le daría ocasión a replantear su Frente Progresista, tal y como propuso el 21 de diciembre pasado. En aquella ocasión se plantaron Felipe González, Susana Díaz y otros barones que desbarataron los planes del líder socialista. Le obligaron además a entenderse con Ciudadanos. Sánchez se presentó a la investidura creyendo que Podemos apoyaría la fórmula pero Pablo Iglesias había decidido ya acudir a nuevas elecciones aliado con Izquierda Unida, lo que suponía para él, y para casi todos los analistas, el sorpasso. Un sector cualificado de la opinión pública entendió que aquello era el Partido Comunista y las cosas no salieron como Iglesias y Garzón pensaban.

Ahora es distinto. Si Rajoy no consigue sus propósitos, el llamado Frente Progresista, es decir, el Frente Popular ampliado, sería la solución para evitar las terceras elecciones. Pedro Sánchez está dispuesto a apelar a las bases, para sortear a los barones socialistas. No lo tendrá fácil. La mayoría de los socialistas están con la posición de Josep Borrell: facilitar un Gobierno en precario de Rajoy, bien con la abstención, bien negociando una serie de condiciones que se impondrían al líder del PP.

En todo caso, Pedro Sánchez continúa en la porfía. Sabe que el próximo congreso del partido certificará su defunción y quiere escapar del sarcófago jugando la carta final de un Frente Progresista que evite las terceras elecciones y le instale en la poltrona monclovita.