www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA NEGOCIACIÓN SUBTERRÁNEA DEL PP CON EL PSOE REQUIERE TIEMPO

jueves 11 de agosto de 2016, 12:19h
No. En este caso no ha sido la vagancia ni la cachaza ni la indolencia lo que ha aconsejado a Mariano Rajoy demorar el sí del Comité...
No. En este caso no ha sido la vagancia ni la cachaza ni la indolencia lo que ha aconsejado a Mariano Rajoy demorar el sí del Comité Ejecutivo del PP hasta el próximo miércoles. El presidente en funciones ha ordenado a sus alfiles que se pongan en marcha para obtener del PSOE la abstención o al menos la ausencia de once diputados para garantizar su investidura.

Mariano Rajoy se teme una encerrona. Como el sí de Ciudadanos no suma un número suficiente de diputados, se puede encontrar con que le revuelcan en ambas sesiones de investidura, abriéndose entonces el juego de terceras elecciones o la ambición secreta de Pedro Sánchez que aspira a instalarse en Moncloa con los votos de Podemos y las agrupaciones secesionistas y minoritarias.

El presidente en funciones ha dicho sí a las condiciones de Albert Rivera porque la ratificación del Comité Ejecutivo es meramente formularia, pero hay una exigencia que no está dispuesto a cumplir sin la seguridad previa de que ganará la votación: la fecha de la investidura.

Si dependiera solo de Pedro Sánchez, él “no” estaría asegurado y la operación, a pesar del “sí” de Rivera, se haría inviable Lo que pasa es que Sánchez no es el PSOE y Mariano Rajoy tiene unos días por delante para que sus alfiles negocien con los barones del PSOE la fórmula que garantice el éxito al menos en la segunda sesión de investidura.

Por esta vez no se puede acusar al presidente de lenidad. Se ha tomado los días imprescindibles para negociar con los socialistas y sortear el no obsesivo de Pedro Sánchez.