www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUSANA DÍAZ: DO UT DES

viernes 12 de agosto de 2016, 12:14h
Los diputados andaluces en el Congreso de los Diputados sujetos a la disciplina...

Los diputados andaluces en el Congreso de los Diputados sujetos a la disciplina de Susana Díaz podrían revertir la política del “no” de Pedro Sánchez, votando a favor de la investidura de Mariano Rajoy, absteniéndose o sencillamente no acudiendo a votar.

Susana Díaz sabe que tiene fuerza suficiente, respaldada además por Felipe González, para condicionar a Pedro Sánchez del que es, además, probable sucesora, ya que el actual secretario general ha conducido al PSOE a los dos peores resultados de su historia en democracia.

Susana Díaz es una mujer política con los pies en la realidad. Está dispuesta a facilitar la gobernabilidad en España pero pide algo a cambio. Es el tradicional do ut des de la negociación política. La presidenta andaluza quiere salvar los cerca de 30.000 puestos de trabajo de Abengoa. Apoyará una fórmula del PSOE favorable a la investidura de Mariano Rajoy si el Gobierno toma las medidas imprescindibles para salvar Abengoa de la crisis que zarandea a la gran empresa. No parece demasiado complicado que Rajoy, el inefable Montoro y Guindos, puedan atender las exigencias de Susana Díaz. Los equipos marianitas deberían negociar con urgencia para complacer a la presidenta. Los diputados andaluces del PSOE en el Congreso, salvo alguna aislada excepción, están bajo la disciplina de Susana Díaz y pueden ser la clave para que el presidente en funciones supere los problemas causados por el “no” de Sanchez. Si del actual secretario general dependiera, Mariano Rajoy sería revolcado en las dos sesiones de investidura. Pero el PSOE no es solo Pedro Sánchez. Existen vías que pueden facilitar acuerdos de gobernabilidad al margen de la la voluntad del secretario general que no ha perdido la esperanza, tras el eventual fracaso de Rajoy, de encaramarse en Moncloa con el apoyo de un Frente Popular ampliado: Podemos, es decir, el Partido Comunista, y las agrupaciones secesionistas y minoritarias de la Cámara.