www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INHABILITACIÓN PARA ARTURO MAS

lunes 22 de agosto de 2016, 11:47h
Los fiscales Francisco Bañeres y Emilio Sánchez-Ulled están actuando, desde el estricto...

Los fiscales Francisco Bañeres y Emilio Sánchez-Ulled están actuando, desde el estricto respeto a la ley, con clara inteligencia. A Arturo Mas le encantaría que le condenaran a prisión por su desobediencia al Tribunal Constitucional. Eso le convertiría en mártir y le permitiría recuperar el terreno político que ha perdido. Hombre de cortos alcances y larga ambición, Arturo Mas se ha considerado a sí mismo salvador de la patria nueva, caudillo de Cataluña por la gracia de Dios y Generalísimo de sus Ejércitos de Tierra, Mar y Aire. Los electores le dieron un buen mandoble y su partido quedó descuartizado. De la alianza CiU que gobernó Cataluña durante muchos años no queda casi nada.

Los fiscales no le van a dar ocasión a Arturo Mas a jugar el papel de mártir. Conforme al entendimiento estricto de la ley, propondrán la inhabilitación por diez años del presunto desobediente. No podrá ejercer cargos públicos durante una década y quedará apartado de hecho de la acción política.

Incalculable el daño que Arturo Mas ha producido a España y a Cataluña. Creyó en el año 2012 que, anticipando las elecciones autonómicas, pasaría de 60 a 80 diputados, lo que obligaría al Gobierno de la nación a negociar con él. Se quedó en 50 y en lugar de reconocer su fracaso y retirarse prudentemente, se aferró a la poltrona presidencial de la Generalidad, entregándose a ERC y convirtiéndose en una marioneta de Oriol Junqueras. Para salvar su puesto se entregó al independentismo fracturando la estabilidad de España y dividiendo a Cataluña y a los catalanes. Diez años de inhabilitación es lo que se merece este personajillo que tanto daño ha hecho.