www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA SALVAJE

Nacen dos tortugas boba incubadas en el Oceanogràfic de Valencia

miércoles 24 de agosto de 2016, 18:14h
Nacen dos tortugas boba incubadas en el Oceanogràfic de Valencia
Ampliar
De un total de diez crías; las otras ocho están en camino.
Dos de las diez tortugas boba que se encuentran desde principios de mes en una incubadora en el Oceanogràfic ya han salido del huevo completamente, otras cinco ya están eclosionando y se espera que a lo largo el día de hoy nazcan el total de las diez crías.

Estos huevos forman parte de los 88 que una tortuga boba puso en una playa de Sueca (Valencia); posteriormente 17 fueron trasladados a la incubadora del acuario valenciano, de los cuales solo 10 estaban fecundados; el resto fue trasladado a una zona protegida a la espera de su eclosión.

"Si todo va bien estos animales en pocos días pasarán al agua y empezarán lo que sería su vida habitual: alimentarse, nadar e intentar llegar a la fase adulta, que es el objetivo final", ha detallado el veterinario del área de recuperación de la Fundación Oceanogràfic, Jose Luis Crespo.

El resto de huevos se encuentra custodiado las 24 horas del día por medio centenar de voluntarios convocados por la asociación ambiental Xaloc en la zona de reserva de La Punta, cerca del Parador de El Saler, donde el Ejército de Tierra instaló una tienda de campaña de las usadas en operaciones especiales.

Según el experto, los huevos que se encuentran en el Oceanogràfic sirven de "aviso" para saber el ritmo de los huevos que se encuentran en la playa bajo el cuidado de los voluntarios.

"Se espera que durante los próximos días, una feliz noche, eclosionen el resto de los 71 huevos que están allí custodiados por los voluntarios", ha añadido el veterinario.

Dado el alto porcentaje de depredación que tienen estos animales, unas pocas crías se quedarán en el Oceanográfico hasta que alcancen aproximadamente un kilo para "aparte de poder hacer diversos estudios, marcarlos vía satélite y saber lo que hacen las tortuguitas" con el fin de proteger en el mar áreas importantes para estos animales.

Por el momento, las dos crías que han abandonado completamente la cáscara pesan 17,6 y 17,9 gramos y son de un color oscuro, pero según ha explicado el veterinario, cuando crezcan, lo normal es que se aclaren hasta ser de un color entre marrón y blanco.

Las hembras de esta especie de tortuga en peligro de extinción ponen entre tres y cinco nidos aunque los expertos solo han sido capaces de localizar uno.

Sin embargo, han sabido que a esta tortuga boba "en dos ocasiones se le ha molestado y no ha podido volver a hacer nido" en la playa, por lo que se ha podido ir o a otro lugar a ponerlos o bien se han "echado a perder" estos nidos en el mar, según el veterinario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios