www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"SE NOS HA OLVIDADO CÓMO SE SIENTE SER UN PAÍS NORMAL"

Colombia recupera la paz 52 años después

domingo 28 de agosto de 2016, 21:34h
Colombia recupera la paz 52 años después
El alto el fuego bilateral y definitivo con las FARC, vigente a partir de la medianoche de este lunes, es una histórica decisión que cierra 52 años de conflicto armado en el país, producto del acuerdo de paz negociado con esa guerrilla en Cuba.
El esperado alto el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzó a las cero horas de este lunes 29 de agosto (07.00 horas en España). "Este 29 de agosto empieza una nueva historia para Colombia. Silenciamos los fusiles. ¡SE ACABÓ LA GUERRA CON LAS FARC!", escribió a la medianoche en punto el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter.



El fin de las hostilidades marca un hito en la historia de Colombia que durante 52 años vivió el conflicto armado con ese grupo guerrillero, el más importante del país, una contienda que se calcula ha dejado unos ocho millones de víctimas y cerca de 220.000 muertos. "Nos acostumbramos tanto a la guerra que se nos ha olvidado cómo se siente la paz, cómo se siente ser un país normal", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la apertura en Bogotá de la 38 Caminata de la Solidaridad por Colombia. Santos afirmó que "la guerra se volvió parte del paisaje" del país y que sus compatriotas "han olvidado los tremendos dramas humanos que acarrea ese dolor, ese atraso que genera este conflicto".

"Más de medio siglo de guerra nos ha dejado anestesiados, acostumbrados a que cada día murieran compatriotas, soldados, campesinos, guerrilleros, por causa de esta confrontación absurda", agregó el jefe de Estado.

Producto del acuerdo de paz rubricado en La Habana el pasado miércoles, Santos anunció al día siguiente que había ordenado iniciar el alto el fuego a las cero horas de este lunes. "Quiero informarle a los colombianos que como jefe de Estado y como comandante en jefe de nuestras Fuerzas Armadas, he ordenado el cese al fuego definitivo con las FARC a partir de las cero horas del próximo lunes 29 de agosto", declaró entonces el mandatario.

Este domingo, el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", confirmó el inicio del cese el fuego en una declaración que dio en la capital cubana. "En mi condición de comandante del Estado Mayor Central de las FARC-EP ordeno a todos nuestros mandos, a todas nuestras unidades, a todos y cada uno de nuestros y nuestras combatientes a cesar el fuego y las hostilidades de manera definitiva contra el Estado colombiano a partir de las 24.00 horas de la noche de hoy", leyó el máximo jefe de la guerrilla.

En el primer minuto del lunes, los mensajes relativos al inicio del alto el fuego inundaron las redes sociales para anunciar lo que se ha denominado popularmente un "nuevo amanecer" para el país.

"Desde esta hora los colombianos comenzamos a vivir un momento histórico y anhelado por años #AdiosALaGuerra", publicó por su parte la cancillería en la red social. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el alto mando militar y policial tienen previsto dar una rueda de prensa en la mañana de este lunes para hacer un balance de las primeras horas del alto el fuego.

Desde el 20 de julio del año pasado regía en el país el último cese el fuego unilateral de las FARC como medida para generar confianza en el proceso de paz, que fue respondido por el Gobierno con la suspensión de bombardeos a campamentos de esa guerrilla, lo que redujo de manera considerable la intensidad del conflicto.

"Este periodo de 13 meses continúa siendo el de menor intensidad del conflicto en sus 52 años de historia, en número de víctimas, combatientes muertos y heridos y acciones violentas", señaló en su más reciente informe el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).


45 meses de negociaciones

El cese del fuego es uno de los logros más palpables del acuerdo de paz que las partes rubricaron el pasado miércoles en la capital cubana, producto de 45 meses y cinco días de intensas negociaciones para poner fin al conflicto con la guerrilla más antigua y poderosa del país.

Desde el comienzo de la negociación Santos defendió la tesis de que el alto el fuego debía darse en la fase final del proceso y no al comienzo para evitar que cualquier incidente armado diera al traste con los diálogos en Cuba.

Sin embargo, desde el 20 de julio de 2015 rige el último cese el fuego unilateral de las FARC como medida para generar confianza en el proceso de paz, que fue respondido por el Gobierno con la suspensión de bombardeos a campamentos de esa guerrilla, lo que redujo de manera considerable la intensidad del conflicto.

"Este periodo de 13 meses continúa siendo el de menor intensidad del conflicto en sus 52 años de historia, en número de víctimas, combatientes muertos y heridos y acciones violentas", señaló en su más reciente informe el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).


El proceso no acaba con el alto el fuego

La reducción de las acciones armadas es evidente en las zonas rurales, donde a lo largo de las últimas cinco décadas se concentró el conflicto y donde la gente ve con esperanza la llegada de la paz, que comienza con el alto el fuego, un paso hacia la dejación de armas y desmovilización por parte de los guerrilleros, que se completará en un plazo de 180 días a partir de la firma del acuerdo.

Según el informe de Cerac, durante el último mes ese organismo "no registró acciones ni de las FARC ni de la fuerza pública en contra de esta guerrilla, evidenciando un cumplimiento completo de las partes, de los compromisos bilaterales" que tenían carácter provisional y que a partir de ahora serán permanentes.

Con la entrada en vigor del alto el fuego quedan pendientes otros pasos del proceso, como la décima conferencia de las FARC, en la que renunciarán a la lucha armada y decidirán su transformación en partido político, que se realizará del 13 al 19 de septiembre en el sur del país.

Igualmente falta la firma protocolaria del acuerdo de paz, en un lugar y fecha por definir, pero que será entre el 20 y el 26 de septiembre, y el plebiscito del 2 de octubre en el que los colombianos dirán en las urnas si aprueban o no lo acordado.

Completados esos pasos, en un plazo de seis meses, es decir en marzo de 2017, deberá estar concluida la desmovilización de las FARC y los colombianos podrán entrar definitivamente en una era de paz y de posconflicto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios