www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

¿A qué juega Albert Rivera?

miércoles 31 de agosto de 2016, 19:41h

En el debate de la sesión de investidura que se ha celebrado este miércoles todo se ajustaba al guión más que previsible hasta que Albert Rivera subió a la tribuna de oradores.

Pedro Sánchez se dedicó a insultar y vejar a Rajoy como el único argumento que ha tenido desde que se encaramó a la secretaría general del PSOE. Y como siempre que han debatido los dos, Mariano Rajoy se mofó de él y le ridiculizó sin piedad. Le dejó KO.

También la asamblearia y gritona intervención de Pablo Iglesias fue contestada por Rajoy con el sarcasmo y la socarronería que le distinguen. Y, de nuevo, se comprobó que les une cierta simpatía, que se respetan.

Pero cuando Albert Rivera comenzó su discurso, el asombro inundó el Hemiciclo. El líder de Ciudadanos centró su intervención en atacar a Rajoy, a la “vieja política” y lamentó que el candidato del PP pudiera convertirse en el presidente del Gobierno por haber protagonizado la corrupción. El líder del PP no se lo podía creer.

El adalid del centro, de la “nueva política”, el inmaculado Rivera se destapaba embistiendo al candidato al que va a apoyar para que sea presidente del Gobierno. Llegó a decir que no se fía de Rajoy e invitó a Sánchez a “legislar juntos desde la oposición”. Lo nunca visto. ¿Por qué entontes apoya al candidato del PP? ¿A qué juega Rivera?

Pues juega a sobrevivir. Porque, pese a la tirria que tiene a Rajoy, se ha visto obligado a pactar con el PP ante el más que evidente riesgo de terminar en el Grupo Mixto en unas terceras elecciones. Pero, sobre todo, se ha puesto en evidencia por su poca elegancia y su soberbia. No se puede apoyar a un candidato y al tiempo criticarle con saña. Todo lo que había ganado por su habilidad para pactar lo ha perdido por su penosa intervención.

Y es que Albert Rivera no se moja ni en la ducha. Por eso, rezuma bilis.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (20)    No(3)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿A qué juega Albert Rivera?

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    3748 | Seguí - 01/09/2016 @ 09:12:57 (GMT+1)
    Ciudadanos tendrá una corta andadura como partido de ámbito nacional, pero a estas alturas cuenta con ya más de 10 años de existencia en Cataluña, donde Rivera aún está por hacer algo más que hablar. Ni siquiera media denuncia en un juzgado de guardia por los desmanes del 3%, por ejemplo. Ello sin contar que el año pasado Ciudadanos dejó ya tiradas a las asociaciones cívicas que son las únicas que se oponen activamente al separatismo, lo que, con la manifestación del 12-O de por medió, que boicoteó, le costó una brutal pérdida de votos entre el 27-S (autonómicas) y el 20-D. Y lo mismo ha hecho con las que se oponen en Aragón al imperialismo pancatalanista. Luego resulta chocante preguntarse a estas alturas a qué juega Rivera, porque está claro que juega al autobombo y nada más. Hablar y pactar con unos y otros medidas que en realidad nada le importan, como demuestra el que haya sido su partido quien ha dado nacimiento a un nuevo tipo de corrupción: la corrupción entendida como simple "error contable".
    3745 | p - 31/08/2016 @ 21:26:58 (GMT+1)
    Me entero por su artículo de la desafortunada intervención de Albert Rivera ¡que despiste tiene¡ ¿cree que va a sobrevivir en la oposición mezclado con Psoe y Podemos? él tendría que estar implicado con el PP en el Gobierno de España, tomando decisiones y controlando al PP desde dentro, en la oposición se va a diluir. Si no le hizo ascos a pactar con un Psoe donde está la madre de todas las corrupciones ¿a que viene eso de hacerse la señorita victoriana con la del PP? porque con el Psoe sí que había hecho un pacto de gobierno.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.