www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

Peña Nieto vulnera a México ante Trump

viernes 02 de septiembre de 2016, 15:58h

Peña Nieto acaba de poner en peligro a México y de hipotecar su futuro, su seguridad nacional y su integridad territorial y buen nombre, de una forma deplorable e irresponsable ante Trump; de una forma que no registra precedentes y que sorprende que provenga tal riesgo gratuito, innecesario y deplorable, de nuestro jefe de Estado, mostrado ante el mundo más lerdo que nunca ante una acción injustificada como torpe, que nos ha perjudicado al exhibirnos más vulnerables y frágiles que nunca ante Estados Unidos.

Cómo se habrá mostrado Peña Nieto ante Trump, que aquel afirma que tras de conocerlo, sabe que México pagará el muro que pretende construir en la frontera común. Uno para frenar la migración ilegal ante al incapacidad de ambos gobiernos para gestionar soluciones conjuntas. Ya Wikileaks presentó el informe de un embajador yanqui diciendo que Peña Nieto carecía de ideas. Acabamos de constatar su cabeza hueca.

En concreto, Trump es capaz de hacernos cumplir su amenaza de la construcción de un muro fronterizo para frenar la migración ilegal, obteniéndolo por cualquier medio. Y eso es una amenaza que ha reiterado en su visita a México, ¡invitado por Peña! Yo no estoy interesado en saber si Trump lo cumplirá o solo recurre a calentones de boca, pues la amenaza me basta y la forma de exponernos por parte de Peña, la condeno de forma abierta y absoluta, porque no hacía falta.

Con ello, Peña Nieto solo demuestra que es un peligro para México y su partido, el PRI, carece de oficio político para hacer la política exterior de este país. Ya nos enemistó con China, no mide los alcances negativos del brexit y ahora nos expone ante Estados Unidos. ¡Vaya manera de propinarnos golpes su improvisada gestión! Es condenable en toda regla.

No tenemos precedentes de que un presidente mexicano haya interferido en la campaña electoral de los Estados Unidos y el 31 de agosto de 2016, Peña Nieto lo ha hecho con una incompetencia escandalosa que nos vulnera y obedece a tres razones: 1) Porque se ha entrometido en el proceso estadounidense para elegir presidente, de una forma inopinada, gratuita y absurda intentando influir en el discurso de los contendientes; 2) Tal intervención, jugueteo intervencionista y peligroso, es el resultado de una política errática ante Estados Unidos y es causada por su pavor a verse forzado a construir el muro exigido por Trump, ya que no podría evitarlo, sin saber cómo enfrentará la consiguiente crisis bilateral porque es débil y corrupto y aquella es insondable, en tanto carece de oficio para gobernar e imponer defendiéndolos, los intereses de México; y 3) Al invitar a los dos candidatos presidenciales de aquel país, a visitarlo en México (por separado), pretende influir en su percepción sobre México (que es solo uno de miles de temas que pueden abordar aquellos en sus respectivas campañas y con altas probabilidades de ser nimio). Al no conseguir ese cambio de percepción, Peña pierde y nos expone como país. Hoy corremos peligro ante Trump.

Tampoco se recuerda que un mandatario sometiera al país a una humillación mayúscula ante un extranjero que ha insultado y ofendido a los mexicanos de ambos lados de la frontera, llevándolo hasta la casa presidencial y desde allí, pese a justificarse Peña deshaciéndose en explicaciones de su supuesta firmeza ante él, encima dijera ¡Peña! que tales insultos los hemos malentendido los mexicanos. Que lo diga Peña es ofensivo a nuestra inteligencia. Ha hecho el más absoluto ridículo mientras Trump reiteraba su postura amenazante, que se suma a que ha exacerbado la xenofobia a los hispanos en su país y ha amenazado con salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y lo más grave, mientras ya expresó su amenaza de que acaso por una guerra obligará a México a levantar su muro. Así, ha vulnerado Peña nuestra seguridad nacional exhibiéndonos débiles ante el yanqui. Ha violado el artículo 89 fracción X constitucional, que reclama la no intervención en asuntos de terceros. La sociedad mexicana en su mayoría, ha condenado la acción de Peña Nieto, cuestionado por exembajadores mexicanos en Estados Unidos, que detectan como nos ha arriesgado y humillado ante Trump.

Encima, mientras ambos personajes daban versiones diferentes sobre cómo abordaron sus diferencias, Trump regresó a Arizona y desde allí, además de burlarse de la candidez de Peña Nieto y de refrendar su postura antimigrante, remachó diciendo que los mexicanos pagaremos su muro “aunque todavía no lo saben”. Esto coloca a Peña Nieto en la categoría de imbécil. Arriesgó el país y lo perdió, enlodando el nombre de México, comprometiéndolo sin tener ningún derecho a ello. Ante la locuacidad de Trump y su posibilidad de ganar, viable hasta el 8 de noviembre, no sabemos hasta dónde estará dispuesto a cumplirle a sus electores amenazando a México, una vez en el poder, donde ya constató lo pelele y lo descerebrado de su presidente vecino, con quien coincidirá los últimos dos años de su gestión, que serán un infierno. Y como gane Clinton y no atienda la invitación de Peña, quedará la foto con su adversario. Una imprudencia, una tamaña irresponsabilidad. Más torpeza acumulada resulta imposible de conseguir. México no necesitaba ni intervenir el proceso del vecino ni ser expuesto y vulnerado de esa manera por un jefe de Estado con un 23 % de popularidad, que ayer se habrá calcinado y confío en ello. Peña dice haberse negado a pagar el muro, como ha dicho otras tantas cosas que resultaron ser mentiras.

El lector merece saber que Peña Nieto, siempre errático, apenas reaccionó a las agresiones de Trump. Minimizó su fuerza electoral y se descubrió rebasado al ganar la nominación republicana. Advirtió entonces, que no intervendría más en el proceso estadounidense, callando ante su evolución. Ahora con estas invitaciones demuestra su cambiante proceder y su improvisada manera de gobernar tomando decisiones sobre las rodillas. Ha sido irresponsable en grado mayúsculo. Me preguntó una querida amiga española en redes sociales, qué piensa Peña de todo esto. Mi respuesta es que el problema radica en que no piensa, ese es el problema de origen y va de por medio un país entero.

Cuando al día siguiente mientras se ha sabido de una crisis con la embajada estadounidense por esta visita, su secretaria de exteriores, la improvisada señora Ruiz-Massieu afirmaba: (algunas ideas de Trump son) “una amenaza a nuestra comunidad y a la visión de lo que debe ser la relación bilateral”, solo puede uno constatar lo dicho: ¿Cómo pudo Peña Nieto arriesgar e hipotecar nuestro futuro al yanqui? Ese día, también Trump ha reiterado que México pagará el muro y tiene maneras de hacerlo pagar y levantarlo, mientras que Peña Nieto carece de ellas para impedirlo. Así de sencillo y amenazante.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.