www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE REPITIÓ LA VOTACIÓN: 180 NOES FRENTE A 170 SÍES

Primera investidura fallida de Rajoy

Primera investidura fallida de Rajoy
viernes 02 de septiembre de 2016, 20:44h
Podemos y los independentistas animan a Sánchez a formar un Gobierno alternativo.

No ha habido sorpresas en el Congreso: con 170 síes y 180 noes se ha consumado la primera investidura fallida de Mariano Rajoy, que se convierte, tras Pedro Sánchez, en el segundo candidato a la Presidencia que no logra la confianza del Parlamento para formar Gobierno.

Finalmente, y como se preveía, el candidato del Partido Popular no ha logrado sumar en esta última sesión ningún apoyo a los que ya disponía. Con esta segunda votación finaliza el proceso de investidura, lo que será comunicado, el próximo lunes, por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, al Rey.

Al no haber investido presidente del Gobierno, el artículo 99 de la Constitución Española, en su apartado 5, contempla un plazo de dos meses, a partir de la primera votación, para que un candidato logre la confianza de la Cámara. En el calendario actual, ese periodo nos lleva al 31 de octubre. Si la medianoche de ese día España sigue en funciones, Felipe VI disolverá las Cortes y firmará el decreto de convocatoria de elecciones.

Esos comicios, los terceros en un año, tendrían lugar 54 días después, en este caso, el 25 de diciembre. No obstante, los partidos políticos han mostrado su disposición a introducir una modificación en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General que reduzca a la mitad la campaña, por lo que España iría a votar una semana antes, es decir, el 18 de diciembre.


España, en un bloqueo político desconocido

Y eso es a lo que se ve abocada España si nada cambia. De momento, con esta segunda investidura fallida en seis meses, España se adentra en un bloqueo político desconocido. Precisamente este viernes se han cumplido 256 días con un Ejecutivo en funciones. A partir de ahora, más de lo mismo, suma y sigue.

En el actual escenario, y ante el horizonte que se otea, este intento de investidura ha servido para poner en marcha el llamado reloj de la democracia: si esto sigue igual el 31 de octubre a las 23:59, el Rey disolverá las Cortes y llamará a las urnas. Otra vez.

Por si fuera poco, el debate vivido en el Hemiciclo ha alejado la más mínima posibilidad de acercamiento entre el PP y el PSOE. Rajoy ya ha dicho que persistirá en su empeño de devolverle la “normalidad y estabilidad” a España, pero Sánchez ha abierto un precipicio entre ambos que parece insalvable.

Ya no es solo el “no es no”: si había algún puente entre populares y socialistas, ha saltado por los aires. La negociación parece muerta, si es que algún día estuvo viva. No es que no haya margen de maniobra para el entendimiento; se torna difícil imaginar siquiera un diálogo.

Ante este bloqueo desconocido, España mira al calendario. Una nueva investidura fallida implica prolongar la incertidumbre en torno a los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que deberían estar cerrados el 30 de septiembre. De lo contrario, se prolongarán los actuales. Para tener nuevos PGE hay que cuadrar cuentas y, además, negociar el techo de gasto.

“El no gobierno tiene coste. Pasará una alta factura. Y tendremos que pagarla entre todos”, ha avisado Rajoy este viernes, durante la última sesión del debate. El desafío independentista en Cataluña es también una cuestión que preocupa especialmente.

El Congreso, pendiente del 25S en Galicia y el País Vasco

Otra fecha en el calendario: el 25 de septiembre. Ese día votan Galicia y el País Vasco. Lo que allí ocurra puede determinar los movimientos en Madrid a partir de entonces. Si antes no sucede nada que modifique las cosas, habrá que prestar atención, sobre todo, a los resultados que obtengan los socialistas, por un lado, y los nacionalistas vascos del PNV por otro.

La campaña empieza el viernes 9. Además de por lo que ocurra sobre el terreno, estará marcada por el debate abierto en el seno del PSOE desde el 26J sobre la conveniencia de una abstención que permita a Rajoy formar gobierno. Además, Ferraz tiene también pendiente la celebración de un Comité Federal.

Cuando llegue esa reunión, volverán a escucharse voces en diferentes direcciones: “No es no”; que Sánchez lo intente; o “abstención responsable”. De hecho, cada vez más pesos pesados son partidarios de esta opción y abogan por una reconstrucción del partido desde una oposición fuerte. Pero el secretario general socialista podría corresponder a los guiños que Podemos y los independentistas le lanzan para formar un “Gobierno alternativo”.

De momento, del “cuando llegue ese río cruzaremos ese puente” de hace unos días ha pasado, este viernes, a un “si actuamos todos, encontraremos una solución y no les quepa duda de que el Grupo Parlamentario Socialista formará parte de la solución”.

A la espera de nuevos movimientos, Rajoy reúne al Comité del PP este sábado: toca dejar bien engrasada la maquinaria para los comicios autonómicos del 25S. Pero, sobre todo, quiere analizar el panorama que se abre en España tras la investidura fallida que, aunque prevista, se acaba de consumar.

Y si todo falla, volveremos a votar. El calendario legal sitúa esos nuevos comicios en el 25 de diciembre. Por lo que pueda pasar el PP ha anunciado que buscará la fórmula para evitar esa fecha. Una medida que contemplaba el PSOE, y que pasa por la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General que reduzca a la mitad la campaña, por lo que iríamos a votar una semana antes, el 18 de diciembre. Todos dicen querer evitar esa cita, pero de momento nadie se mueve. De momento.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

1 comentarios