www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Lorenzo Silva: Donde los escorpiones

domingo 04 de septiembre de 2016, 16:05h
Lorenzo Silva: Donde los escorpiones

Destino. Barcelona, 2016. 352 páginas. 19 € Libro electrónico: 9,99 €.

Por Carmen R. Santos

El subteniente Bevilacqua y la sargento Chamorro están preparando las maletas. Pero la pareja de compañeros más famosa de la Guardia Civil no se va a pasar unos días de descanso. Muy al contrario, deberá enfrentarse a uno de sus casos más delicados y el primero fuera de España. La novela comienza con Bevilacqua, Vila, y Chamorro en la Cañada Real. En el poblado chabolista madrileño, auténtico supermercado de la droga, han conseguido detener al escurridizo Mircea, un gitano rumano sobre el que pesan numerosas causas criminales, entre ellas la del asesinato de un guardia de seguridad que intentó apresarle mientras que robaba cobre en las líneas férreas y eléctricas. Pero de ese escenario, en el que se mueve una delincuencia más o menos previsible, se trasladarán a otro más remoto para resolver un misterioso crimen.

La base española de Herat, en Afganistán, será su destino. El sargento primero de infantería Pascual González, militar de la base, ha aparecido degollado por un arma singular que está al lado del cadáver: un lohar, un “amapolero”, especie de cuchillo de un solo filo utilizado por los afganos para cortar la amapola de la planta de la adormidera, de la que se extrae opio -del que Afganistán es el primer productor mundial-, y que se vende como souvenir. Quizá lo más sencillo es pensar que el asesino es un talibán infiltrado. Pero no da la impresión de que la solución vaya por esa vía, máxime cuando desde las primeras pesquisas se comprueba la compleja personalidad de la víctima, que ya había estado en otras misiones internacionales de nuestro ejército, y que en esos momentos, su mujer, con la que Vila y Chamorro se entrevistan antes de partir hacia Afganistán, ha iniciado en España un proceso de divorcio. Y cuando de igual manera queda patente que el sargento González no carecía de enemigos entre sus propios compañeros y entre los militares de las otras tropas de la OTAN también establecidas en Herat.

Para escribir Donde los escorpiones, Lorenzo Silva fue en julio de 2014 a pasar unos días en la base de la ISAF de Herat, lo que le permitió conocer de primera mano el ámbito en el que se desenvolvería esta nueva aventura de sus emblemáticos, queridos y populares personajes. La serie protagonizada por Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro nació en 1998 con El lejano país de los estanques y fue adquiriendo una cada vez mayor acogida entre los lectores -la anterior entrega a la que nos ocupa es Los cuerpos extraños- hasta el punto de oscurecer un tanto, injustamente, las novelas no policiacas de Silva -la última Música para feos- y sus ensayos, entre los que destaca Sereno en el peligro (Edaf), una tan rigurosa como entretenida historia de la Guardia Civil, más allá de los tópicos, que se alzó con VIII Premio Algaba.

En Donde los escorpiones, Lorenzo Silva vuelve a demostrar su habilidad para la construcción de tramas absorbentes, que se van desarrollando a medida que la pareja de Guardias Civiles y su equipo investigan el caso. En esta ocasión con un Bevilacqua, ya pasada la cincuentena y aquejado de un cierto desencanto: “Hace tiempo que opté por el estoicismo, Vir -le respondí-. No esperar nada, aceptarlo todo, no formular quejas más que contra ti mismo. Te lo aconsejo. Evita frustraciones. Al final, no está en tu mano garantizar que nadie, aparte de ti, te haga el menor caso”. Un desencanto que, no obstante, no le impide en absoluto desplegar toda su eficacia para hallar al culpable, cumpliendo de manera escrupulosa la misión encomendada. Lectura de gran interés, y no solo para los miles y miles de fans de Bevilacqua y Chamorro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)

+

0 comentarios