www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

¿Quién debe dimitir Rajoy o Sánchez?

domingo 04 de septiembre de 2016, 19:28h

El debate lo introdujo en plena sesión de investidura el inmaculado Albert Rivera que fue capaz de pedir la cabeza de Rajoy, para, después, apoyarle. Así son los nuevos centristas. También Felipe González lo insinuó desde una radio colombiana, porque el ex presidente todavía no se atreve a decir en público lo que piensa de Sánchez, que está a punto de liquidar al PSOE de un plumazo playero.

Es verdad que la retirada de Rajoy facilitaría la abstención del PSOE, además de entusiasmar a Rivera, que pretende ser presidente del Gobierno, como reconoció en pleno debate. Quizás se estaba postulando cuando propuso un candidato de consenso. ¿Quién mejor que él, que es capaz de pactar con el PSOE y con el PP?

Pero resulta evidente que Rajoy no va a dar un paso atrás. Ha ganado las dos últimas elecciones, es el único que ha mejorado los resultados el 26J y en el PP nadie le cuestiona. El Comité Ejecutivo del partido ha espantado este sábado cualquier duda.

Solo la retirada de Pedro Sánchez facilitaría el pacto entre el PP y el PSOE, el mejor y el único escenario posible para evitar nuevas elecciones. A diferencia de Rajoy, el secretario general del PSOE ha obtenido los peores resultados de la historia de los socialistas el 20D y ha batido su propio récord el 26J perdiendo 5 escaños más. Da pena observar la escuálida bancada socialista. Sánchez, además, está cuestionado dentro de su partido tanto por los llamados barones como por los históricos como González, Guerra, Bono, Rubalcaba, Borrell y hasta Zapatero.

Pero curiosamente, nadie plantea la dimisión de Sánchez, ni siquiera Rivera, pues ya se sabe que los centristas son más de derechas que Pedro I el cruel e intentan disimularlo cortejando a la izquierda. Solo dentro del propio PSOE sueñan en secreto con esa posibilidad. El socarrón de Albiol sugirió hacer una recolecta para comprarle un chalecito en la playa con la aviesa intención de que se quedara allí de por vida haciendo castillos de arena.

Pero ninguno dimitirá. Rajoy porque se siente legitimado por las urnas y arropado por su partido y Sánchez porque su carrera política acabará un minuto después de perder la poltrona. El bloqueo político, pues, solo se solventará si los muchos socialistas que repudian a Sánchez son capaces de sustituirle. Pero, de momento, lo que dicen en privado lo callan en público. Allá ellos, pues está en juego no solo la estabilidad de España, sino también la supervivencia del PSOE. Porque si Sánchez se mantiene al frente, del histórico partido no quedarán ni las raspas.

Si ninguno de los dos dimite, las terceras elecciones parecen inevitables. El PP se ha quedado sin pacto con Ciudadanos, aunque podría recuperarlo si Rivera ve a Rajoy como “candidato viable”. Al líder de Ciudadanos ya solo le falta proponer una terna con esos candidatos viables o de consenso. De momento, ya ha comentado que no firma un pacto si no viene firmado por 176 diputados y certificado ante notario. Y es que, Sánchez lleva una investidura fallida, Rajoy, otra; pero él, se ha tenido que comer dos pactos: con Sánchez, de Gobierno y con Rajoy, de investidura y a medias. Pues eso, el centro puro.

Sánchez, en fin, por mucho Gobierno del cambio que sugirió en el debate para salvar la cara, no puede pactar con Podemos y los independentistas, pues el Comité Federal ya se lo ha prohibido; tampoco Ciudadanos y Podemos se sentarán en la misma mesa. Solo los socialistas sensatos pueden evitar volver a las urnas, si tienen el coraje de desmontar de la secretaría general al playero de Ferraz. Desbloquearían España y salvarían al PSOE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (20)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • ¿Quién debe dimitir Rajoy o Sánchez?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3794 | Pontevedresa - 04/09/2016 @ 21:52:11 (GMT+1)
    El "desfeito" que Pedro I, el Empecinado está causando a España y los españoles es de miles de millones de euros de pérdidas, y le da igual, él ha perdido estrepitosamente y le importa un bledo España y los españoles, lo que quiere es convertirse en el "okupa" de la Moncloa, su grado de irresponsabilidad es enorme. No puede aliarse con Podemos y lo peor de cada casa y convertirnos en un país fallido como Venezuela, y no hace lo lógico, abstenerse aunque odie a Rajoy, es su motor, el odio. Solo pueden disuadirlo los suyos y en vez de hacerlo, Felipe Gonzalez suelta la genial idea de que se vaya el ganador, Yo creí que todavía no estaba gagá.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.