www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Luis Sepúlveda: Historia de un perro llamado Leal

domingo 18 de septiembre de 2016, 18:32h
Luis Sepúlveda: Historia de un perro llamado Leal

Tusquets. Barcelona, 2016. 94 páginas 12 €. Libro electrónico: 7,99 €.

Por Jorge Pato García

Sin duda, hoy se ha tomado conciencia de la importancia de la conservación del entorno. Después de siglos en los que el hombre ha actuado sobre la tierra sin tener en cuenta la continuidad del equilibrio con la naturaleza, cada vez es más una norma de convivencia la preocupación por el medio ambiente y la gestión tanto de los recursos que nos ofrece la naturaleza como de los residuos que la existencia humana genera.

El escritor chileno Luis Sepúlveda, autor entre otros títulos de Un viejo que leía novelas de amor y acreedor de numerosos galardones de ámbito internacional, nos ofrece en esta breve novela una visión muy especial respecto a la ecología y el medio ambiente, a la preservación de la naturaleza. Y también nos brinda, desde una perspectiva peculiar, un análisis sobre los recuerdos, la fidelidad, la lealtad y los orígenes.

En Historia de un perro llamado Leal -fábula adecuada también para lectores juveniles-, el narrador cuenta en primera persona, más bien habría que decir en primer animal, una historia que se desarrolla en la zona de la Araucanía en Chile. La historia la relata el propio perro, las sensaciones y los sentimientos son los del propio animal, llegando casi a una humanización de este pastor alemán. La historia que nos cuenta Sepúlveda trata del momento en el que este can maltratado y hambriento tiene que obedecer lealmente a sus amos y seguir el rastro de un indio herido. Todo sería muy sencillo si desde el primer instante no hubiese identificado ese rastro con el de aquel indio mapuche con el que creció, Aukamañ.

Afmau, que en mapuche significa “leal y fiel”, evoca todo aquello que ya no tiene. Recuerda a aquel jaguar que en medio de la nieve le rescató y lo llevó al pueblo mapuche donde le cuidaron y criaron. Sueña con lo que perdió, y, sobre todo, con la familia de indios que le acogió y entre los que se encontraba Aukamañ, amo del que pervive el recuerdo en la memoria y que ahora persigue para dar captura. Es la consecuencia lógica de su nombre, “Leal”, leal al amo que sirve con independencia del trato que de él reciba o de la tarea desagradable que le encomiende.

En esta novela, el autor nos habla también de la destrucción de la naturaleza y de la historia de la tribu mapuche. Novela breve, poética, evocadora y con un punto de vista singular. En definitiva, un viaje sentimental y una reflexión que perdura en la mente del lector.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(2)

+

0 comentarios