www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

ONU: voz iberoamericana, pero no femenina

jueves 06 de octubre de 2016, 20:15h

El portugués Antonio Guterres es el nuevo secretario general de la Organización de las Naciones Unidas. Ni una mujer ni un oceánico quedarán al frente del importante organismo por el momento. Ambos rubros no figuraron en la agenda de las potencias. Sí la presidirá un iberoamericano, europeo para más señas, y varón. Lo no visto desde los tiempos del peruano Pérez de Cuellar.

El sujeto ha sido ex primer ministro de Portugal, expresidente de la Internacional Socialista yex Alto Comisionado de la ONU para los refugiados. Todo indica que cuenta con una trayectoria sólida y una suficiente experiencia desde distintas trincheras para encarar con un razonable éxito la encomienda recibida.

Pese a su currículum, a mí su elección me deja muchas interrogantes, en tanto que no pierdo de vista que hereda un panorama internacional muy sombrío. Menuda tarea por delante le espera al sujeto de marras. Yo hago votos para que los llamados de buena voluntad de Ban Ki Moon queden atrás y veamos a un secretario más proactivo que plante cara a las potencias. Que desquite el puesto siquiera tantito. Sí, es cierto que hacerlo puede conducirlo a terminar como Kofi Annan, peleado con todas las potencias y echado al final, pero es que la postura de estos diez años ha sido insufrible.

Es una lástima que la rotación continental se interrumpa, privándose Oceanía de aprovechar su turno; pese a que no propuso candidato, siendo el continente faltante para presidir el organismo. Pero luego está la asignatura pendiente de la mujer al frente de esta organización. ¿Qué ya toca una mujer al frente, como en justicia procede? Pues va a ser que no. Se ha perdido una gran oportunidad, que 70 años de varones presidiendo la ONU, ya fueron suficientes. Una mujer habría dado visibilidad notable, en momentos en que el islamismo persiste en nulificarla y muchas mujeres engrosan las filas del empoderamiento y la búsqueda de igualdad con los varones. Una pena ya lo expresé, porque se acaba de perder una magnífica oportunidad para dotar de un rostro femenino más visible al trascendental organismo mundial, el más importante entre los existentes, y con ello se la ha privado de tal a la mitad de la Humanidad.

Ahora que…pese a sus antecedentes, a un perfil interesante, Guterres proviene de un país de bajo perfil, como mandan los cánones internacionales. Jamás se sueltan estos altos y trascendentales cargos a una potencia y menos si está sentada en el Consejo de Seguridad de manera permanente. Una sexta votación augura mostrarnos que las tensiones prevalecientes entre tales potencias con derecho a veto y vencedoras de la Segunda Guerra Mundial, han retrasado su acuerdo en el marco de la tensión prevaleciente en el ámbito mundial. No me convence la versión de que Guterres era el favorito. Cuando tienes seis votaciones para llegar a él….

No perdamos de vista que la agenda planetaria candente que debe de atender Guterres, hace nada envidiable su triunfo, aceptado con toda humildad. Un cargo tan disminuido, hasta convertirlo casi en simbólico, debe de recuperar su fuerza. La tiene cruda. Guterres puede correr el riesgo de ser un secretario general de bajo perfil, a modo de las potencias. No se recuerda un secretario general que les plante cara, pero hoy se necesita uno más proactivo que Moon o Annan. Nada como Butros Butros-Ghali, que desde entonces el organismo no da una. Merece conocer ya mejores momentos, me parece. Potenciar a las Naciones Unidas en momentos tan escabrosos, recordando su razón de ser fundadas, es apremiante. Así lo aconseja la borrascosa historia diplomática mundial y por lo tanto se requiere tenerla, preservarla y animarla, impulsándola con gran aliento.

Desviándome un tanto del tema, sirva la presente para manifestar mi desazón y total incomprensión por los resultados de la consulta efectuada en Colombia. Incomprensible peor donde la desinformación a los detalles de lo negociado con las FARC ha conducido a que la desinformación y la contraofensiva opositora boicotearan los años de esfuerzo negociador. Aun contando con el compromiso de las partes de mantener el cese al fuego, ¿Por cuánto tiempo se podrá sostener tal? Tiempos de incertidumbre prevalecen, aunque quizás nuevamente de la mano de dos iberoamericanos, el Papa y el nuevo secretario general de Naciones Unidas, acaso pudieran reimpulsar el proceso pacificador para llegar a un nuevo estado de entendimiento y así se pueda convencer a los colombianos de la viabilidad de los arreglos alcanzados. Solo resta no perder esperanzas y cruzar los dedos. Así de frágil es el panorama puesto delante de nuestros ojos.

Lo único cierto es que 2016 nos muestra dos resultados contrarios a lo esperado y a la lógica de una mejor convivencia: el “sí” al brexit y el “no” a los acuerdos de paz en Colombia. El mundo se ha vuelto loco, no me cabe la menor duda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.