www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Dinah Jefferies: La mujer del cultivador de té

domingo 09 de octubre de 2016, 12:58h
Dinah Jefferies: La mujer del cultivador de té

Traducción de Pilar de Vicente Servio. Alianza. Madrid, 2016. 470 páginas. 18 €. Libro electrónico: 12,98 €.

Por Jorge Pato García

En muchas ocasiones cuando un matrimonio acaba por el trágico fallecimiento de uno de los cónyuges, el que sobrevive inicia un camino en la vida que se puede afrontar de diferentes maneras. Si nos ubicamos a principios del siglo XX en un país colonizado lo normal era tratar de rehacer la vida en pareja. Este es el punto de partida de La mujer del cultivador de té, que nos relata la historia de un poderoso empresario que vive en Ceilán y que contrae matrimonio por segunda vez con una joven que cuenta con sólo diecinueve años de edad.

La protagonista, Gwen, abandona su Inglaterra natal para iniciar un viaje hasta la otra punta del globo donde comenzará una nueva existencia con un hombre al que conoce. Pero que hace tiempo que no ve. Lo fácil en el mundo de las novelas con una cierta carga de romanticismo sería que el marido fuese una persona que no sintiese amor por su nueva mujer y que esta sintiese que su vida se acababa de convertir en un infierno, al encontrarse fuera de su hogar y con una situación matrimonial nefasta. Pero Dinah Jefferies (Malacca, Malasia, 1948) no cae en este tópico, el contrario es el entorno lo que hará que esta novela desarrolle una historia apasionante.

Laurence, que es como se llama el marido de Gwen, por motivos profesionales pasa poco tiempo en casa lo cual facilita que su esposa al ir conociendo la nueva propiedad en la que reside se vaya encontrando con diferentes cosas que no hacen más que plantearle incógnitas. Puertas cerradas con llave, baúles llenos de vestidos polvorientos de mujer en incluso una tumba escondida por la maleza en una parte del jardín. Multitud de preguntas se acumulan en la mente de Gwen aunque éstas serán apartadas al recibir la noticia de que se encuentra embarazada, algo que hace enormemente feliz a su marido.

Pero al poco tiempo ocurrirá algo que cambiará por completo la existencia y el día a día en esta increíble propiedad situada en las montañas, un secreto que la protagonista guarda en su interior pero que desearía poder gritar a los cuatro vientos, de no ser por las terribles consecuencias que esto tendría. Este secreto marcará el desarrollo de esta novela, sintiéndose el lector cómplice en todo momento.

Además de los dos protagonistas hay que añadir otros personajes que también marcan la convivencia, como por ejemplo la hermana de Laurence, una mujer que siempre estará tratando de interponerse entre su hermano y su esposa generando innumerables situaciones de tensión que enturbiarán el discurrir cotidiano..

Una gran historia cargada de sentimientos y de secretos, de varios momentos en los que el lector necesariamente se siente cómplice de lo que está ocurriendo. En definitiva, una historia en la que la ñoñería y el sentimentalismo no tienen cabida, siendo este el punto fuerte que hace desear una segunda parte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios