www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA INSTITUCIÓN RESPONDE QUE SOLO ES PARA MEJORAR LA ACCESIBILIDAD

La Biblioteca Nacional cambia de sala sus archivos más emblemáticos para poner oficinas

miércoles 12 de octubre de 2016, 12:25h
La Biblioteca Nacional cambia de sala sus archivos más emblemáticos para poner oficinas
Un artículo en este diario del escritor Agapito Maestre denunciado el desprecio por la cultura y el patrimonio en la Biblioteca Nacional al cambiar de sala uno de los archivos y servicios más emblemáticos de la institución ha obligado a esta institución a responder con un comunicado en su web.

A raíz del artículo de opinión ‘Destrucción de la Biblioteca Nacional’ publicado el lunes pasado en El Imparcial por Agapito Maestre, y en el que se denuncia que la dirección quiere trasladar las dos mejores salas para meter oficinistas, este organismo ha contestado un día después que “la Biblioteca Nacional de España va a acometer una serie de cambios en la distribución de sus salas para mejorar la accesibilidad de lectores e investigadores al Servicio de Información Bibliográfica y acercar a los usuarios a las colecciones de referencia de la BNE”.

Maestre denuncia: “Uno de los archivos y servicios más emblemáticos de la Biblioteca Nacional de España está al borde del abismo. Se trata de desalojar de su lugar natural a una de las joyas de la biblioteca y poner en su lugar oficinas. La Sala que aloja, dicho metafóricamente, la Biblioteca de las bibliotecas, uno de los espacios más representativos de la Biblioteca Nacional, está a punto de desaparecer. Los tesoros que alberga esa sala serán “trasladados” o, con lenguaje burocrático, “depositados” en un lugar bastante más inadecuado que el actual para desempeñar sus funciones”.

Hecha la acusación, la celeridad y nerviosismo del comunicado de respuesta por parte de la Biblioteca Nacional al artículo de Maestre se nota, entre otras cosas, porque pone como excusa para acometer este traslado de material bibliográfico de un valor incalculable que con la nueva distribución de espacios, “los usuarios de la Biblioteca podrán acceder a Información Bibliográfica y de SDB (Sala de Documentación Bibliotecaria) desde el vestíbulo de la entrada principal de la BNE” y que “este cambio representa una mayor accesibilidad para el usuario simplificando la entrada sin trámites intermedios”.

La pregunta surge de manera inmediata: ¿Cómo se va a permitir el acceso libre, como dicen casi sin control, a una valiosísima colección de ejemplares únicos en el mundo? La propia Biblioteca Nacional reconoce esta importancia cuando recuerda en su comunicado que “el Servicio de Información Bibliográfica gestiona una rica colección de bibliografía y de referencia general, así como de obras de carácter profesional”.

Los accesos ahora no son tan complicados y son –hay que incidir en ello– necesarios para el control de tan precioso material. Las salas y los servicios que ofrece ahora la Biblioteca son los adecuados. No es necesario un cambio de ubicación de este tesoro a no ser que se tenga un total desprecio por el patrimonio nacional cultural y se quiera utilizar este espacio para llenarlo de trabajadores oficinistas.

Añade la nota de la BNE que “durante el periodo que duren estos cambios los usuarios podrán realizar todas sus consultas en línea y también podrán consultar los fondos que requieran en el salón general de lectura previa petición anticipada”.

Como señala Agapito Maestre en su artículo, se trata de “un atropello, otro más, sobre este santo lugar de la cultura” con el añadido de que “falta transparencia en la toma de decisiones”. “Pidamos ayuda al mundo entero para que la Sala que, seguramente, le da mayor identidad a la Nacional no sea destruida”, reclama el escritor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

+

1 comentarios