www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS TOTALITARISMO BLANDOS

Iñaki Ezquerra define a Pablo Iglesias como "un manantial de paridas"

sábado 15 de octubre de 2016, 13:54h
Iñaki Ezquerra define a Pablo Iglesias como 'un manantial de paridas'
El escritor Iñaki Ezkerra ha presentado su nuevo libro, "Los totalitarismos blandos" (La Esfera de los Libros), una reflexión sobre Podemos, los nacionalistas y otras amenazas de la democracia.
Iñaki Ezquerra define a Pablo Iglesias como 'un manantial de paridas'
Ampliar

Los totalitarismos blandos es un ensayo en el que analiza, con gran agudeza y profundidad, el escenario político actual en el que conviven los partidos tradicionales —demagógicos y a menudo hipócritas—, con los nuevos populismos de izquierdas que se presentan como alternativas a aquéllos aun cuando constituyen, junto con los movimientos secesionistas, un ataque a una democracia joven y no lo suficientemente consolidada como la española.

¿Qué rasgos tienen en común el nacionalismo vasco, el catalán y el discurso de los populismos de izquierda que se aglutinan en torno a Podemos? ¿Es casualidad que todos ellos desafíen a legalidad democrática a la vez que se autoproclaman los verdaderos demócratas? ¿Estamos ante unos nuevos totalitarismos cuya fuerza residiría en su carácter voluble y blando que los presenta como inofensivos?

"Hay demasiado populismo en toda nuestra política como para no sentir que la crítica a este fenómeno que ha irrumpido hoy con fuerza en la vida española nos compromete, nos obliga a mirarnos al espejo y a hacernos algunas preguntas incómodas: ¿qué es lo que nos inquieta de Pablo Iglesias y los suyos realmente? ¿Su populismo, que perdonamos en los otros, o las modificaciones que pudieran introducir en el sistema aunque no fueran de carácter totalitario? Si el populismo se define por ofrecer soluciones simplonas a problemas complejos, ¿quién está libre realmente en nuestra política de ese defecto?», se pregunta Iñaki Ezquerra, analista político independiente, certero y, a veces, polémico.

Los totalitarismos blandos, publicado por La Esfera de los Libros, constituye un valiente, inteligente y necesario ensayo que, sin caer en discursos apocalípticos, brinda una visión total de la degradación de nuestro orden de libertades. "Que Podemos, Bildu o el propio PNV puedan atravesar momentos de calma inspirados por una estrategia u obligados por un marco circunstancial, o ambas cosas a la vez, no quiere decir que se hayan vuelto demócratas. El mal totalitario de sus raíces ideológicas sigue latente en ellos esperando paciente su oportunidad y seguirá generando criaturas calamitosas. Drácula no deja de serlo porque durante el día duerma en su ataúd. Su letargo diurno no desmiente sino confirma su siniestra naturaleza", concluye el autor.

Iglesias: "Un manantial de paridas"

En una entrevista en Cope, Ezquerra ha explicado la diferencia entre un totalitarismo blando de uno duro y ha dicho: “Los totalitarismos duros serían los clásicos, el nazismo y el estalinismo, y los blandos serían las herencias que han quedado de aquello y que están dentro de una democracia. Los totalitarismos blandos estarían contenidos por las democracias, pero también alimentados por éstas”.

Señala que “tienen que buscar unos disfraces, se reclaman demócratas, más demócratas que nadie, sólo ellos son demócratas, apelan a los tópicos de la corrección política, se hacen feministas, se puede dar la circunstancia de racistas que se hacen antirracistas, es decir, por odio a la lengua castellana son capaces de admitir inmigración magrebí más de la que se puede asumir para que acaben con el español y toda referencia española en una comunidad. También se da que, tras la caída de la Unión Soviética, quiere trasladar la lucha de clases ala lucha de sexos, a la lucha del hombre con las plantas y con los animales”.

Ezquerra reconoce que el término populista no le gusta porque puede no significar nada. “Tan populista era Perón como Aguirre o Revilla”, apunta, para añadir: “Lo que me preocupa es ese populismo que tiene unas raíces totalitarias en el caso de Podemos y de los nacionalismos, es decir, cuando apelan a herencias que han convertido en un reguero de sangre el siglo XX”.

Para Iñaki Ezquerra, Pablo Iglesias “es un manantial de paridas”. “Lo más inquietante de Pablo Iglesias es que no calla, esto es lo más peligroso”, apunta en la entrevista que le realiza Carlos Herrera y añade: “Yo me preguntaba por qué es tan atractivo para los medios de comunicación y creo que es porque se parece demasiado a los medios de comunicación”. Explica esto refiriendo que no se refiere a una cuestión ideológica, sino a que ahora los medios de comunicación no paran tampoco, están funcionando las 24 horas del día: “Un personaje que se adapte perfectamente a eso, que se pueda llamar a cualquier hora y no pare de decir chorradas es el personaje perfecto”.

Al hablar de Podemos también lo tiene claro: “Creo que, básicamente, son una gente superficial, que sus apelaciones y referencias teóricas son totalitarias, son lo peor del siglo XX. Me parecen personajes absolutamente inconsistentes que nos pueden salir por cualquier lado”, subraya.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.