www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MISIÓN EXOMARS DE LA ESA

Sin noticias de Schiaparelli: la ESA estudia si amartizó o se estrelló en el planeta rojo

jueves 20 de octubre de 2016, 11:26h
La ESA analiza los datos del módulo de aterrizaje Schiaparelli para averiguar si se estrelló en la superficie marciana o ha logrado finalmente amartizar.
Foto: ESA
Foto: ESA
De momento, hay que esperar. La expectación generada este miércoles por el lanzamiento de ExoMars 2016, la misión con la que la Agencia Espacial Europea (ESA) pretende buscar vida en Marte, se ha tornado en incertidumbre. A la hora prevista para el primer punto crítico de la jornada, los responsables del proyecto estallaban en aplausos: TGO, el satélite que pretende estudiar los gases traza de la atmósfera marciana, se encontraba en órbita en la posición programada. Sin embargo, nada se sabe todavía de la otra gran pieza de ExoMars, el módulo de aterrizaje Schiaparelli, que debía de posarse sobre la superficie marciana y dar señales de vida a partir de las 20.30 horas del miércoles.

Más de doce horas después, los analistas de la ESA siguen analizando las datos que Schiaparelli envió a TGO durante su descenso para entender qué ha ocurrido. Al parecer, según han explicado miembros de la misión en rueda de prensa este jueves, algo falló en los últimos segundos, pero aún no pueden determinar su el módulo de aterrizaje se estrelló contra el suelo del planeta rojo o llegó a amartizar y no logra ponerse en contacto con su compañero de viaje en la órbita.

En la tarde crucial, las señales capatadas por el Giant Metrewave Radio Telescope (India) y desde la órbita por Mars Express, la nave de la ESA que orbita Marte desde 2002, llamaban al optimismo: Schiaparelli completó con éxito la mayoría de las etapas de su descenso de 6 minutos a través de la atmósfera marciana, incluyendo la desaceleración a través de la atmósfera y el despliegue del paracaídas y del escudo de calor. Pero ambas señales se perdieron poco antes del momento en que estaba previsto que el módulo tocara la superficie. Ahora, los dos conjuntos de datos y las discrepancias entre ellos están siendo analizados por expertos en el Centro de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania, y las primeras aproximaciones parecen indicar que la eyección del escudo y el paracaídas podría haber ocurrido un poco antes de lo esperado.

A la espera de poder valorar el éxito global de la misión, los responsables de la ESA ponen el acento en lo que, ya se sabe con seguridad, sí se ha conseguido. "A raíz de los acontecimientos de ayer tenemos un impresionante vehículo orbital alrededor de Marte listo para la ciencia y para allanar el camino de la misión ExoMars en 2020," ha resaltado este jueves Jan Wörner, Director General de la ESA, quien ha subrayado que se sigue investigando para entender qué ha pasado con el módulo: "La función principal de Schiaparelli era la de probar las tecnologías euroepas de aterrizaje; el registro de los datos durante el descenso era parte de eso y es importante que podemos aprender lo que pasó, con el fin de prepararse para el futuro ".

"Tendremos datos que nos permitirán comprender plenamente porqué no se produjo el aterrizaje suave que esperábamos", añadió David Parker, director de Vuelos Tripulados y Exploración Robótica de la ESA, que ha advertido de que "no especular más" hasta conocer las conclusiones de la comisión de investigación que se ha creado para "profundizar en los datos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.