www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS TERCERAS ELECCIONES SERÍAN UNA CATÁSTROFE PARA EL PSOE

martes 25 de octubre de 2016, 11:16h
Sin descartar que algunos dirigentes del PSOE estén preocupados por...
Sin descartar que algunos dirigentes del PSOE estén preocupados por la gobernabilidad de España, la verdad pura y dura es que la votación favorable a la abstención en el Comité Federal se debe a una cuestión sustancial: las eventuales terceras elecciones el 18 de diciembre próximo hubieran producido un resultado de catástrofe para los socialistas.

En plena descomposición interna, sin líder con autoridad, zarandeado en municipios y autonomías, los dirigentes del PSOE tienen conciencia clara de que el partido podría quedarse en los 60 diputados siendo sorpassado ampliamente por Podemos, mientras PP y Ciudadanos se alzarían con la mayoría absoluta. Eso es lo que decían las encuestas, las que se han hecho públicas y las internas tanto de Génova como de Ferraz.

Ante la crónica de un desastre anunciado, Javier Fernández y su Gestora han impulsado la fórmula que menos perjudica al partido: la abstención. Eso permitirá al PSOE proceder, al menos durante un año, a la reorganización interna, a superar las divisiones y a presentar una imagen razonable para competir en las próximas elecciones generales no solo con el Partido Popular sino también con Podemos.

La inmensa mayoría de los dirigentes socialistas que se mantienen en el no lo hacen porque saben que la decisión tomada en el Comité Federal garantiza que no tendrán que someterse a unas urnas de consecuencias atroces para el PSOE. En Ferraz nadie quiere un Gobierno de Rajoy pero peor sería para los socialistas las terceras elecciones. Eso es lo que se debatió de fondo el pasado domingo.