www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY: GOBIERNO DISCRETO PARA LA NEGOCIACIÓN

jueves 03 de noviembre de 2016, 19:29h
Mariano Rajoy ha puesto los pies sobre la realidad. No dispone en el Congreso ni siquiera de 170 escaños. Tiene 137 porque...

Mariano Rajoy ha puesto los pies sobre la realidad. No dispone en el Congreso ni siquiera de 170 escaños. Tiene 137 porque Ciudadanos no quiere perder su espacio y se dispone a hacer una oposición mucho más exigente que la del PSOE. El presidente ha abandonado la distancia, la suficiencia y la prepotencia. Se ha dado cuenta de que tendrá que negociar cualquier proyecto para su aprobación en el Congreso. Ni siquiera le será fácil gobernar a golpe de decreto porque los diputados se enfrentarán a cualquier actitud que prescinda de la mayoría parlamentaria.

El Gobierno que ha anunciado Mariano Rajoy está lleno de buen sentido. Ha rejuvenecido el Consejo de Ministros y le ha dotado con varios nombres especialmente capaces para la flexibilidad, la negociación y el diálogo. La nueva situación política así lo exigía y el presidente ha rectificado antiguos errores y se dispone a gobernar de otra manera para conseguir una estabilidad razonable y prolongar en lo posible la legislatura.

La incorporación de María Dolores de Cospedal y de Íñigo de la Serna ha sido acogida con general aplauso. También la de Álvaro Nadal, que tiene especial significación marianita. A muy pocos, incluso simpatizantes del Partido Popular, les ha parecido bien la continuidad de Cristóbal Montoro. Y ha producido general consternación en el mundo de la cultura española el que Mariano Rajoy se haya negado a reponer el Ministerio de Cultura.

En todo caso, y en sus líneas generales, el nuevo Gobierno responde a lo que se podía hacer en la actual situación. Los ministros se enfrentarán con un Congreso de los Diputados abiertamente hostil que se esforzará en esterilizar muchas de las iniciativas de Moncloa.