www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Trump y la nueva economía

sábado 05 de noviembre de 2016, 11:11h
El martes, 8 de noviembre, los Estados Unidos elegirán a un nuevo presidente. Todo nuevo jefe de la Administración de aquél país impone su ciclo de cambios políticos y económicos. Esos cambios se producen, por lo general, dentro de un cierto continuismo. Pero en ocasiones hay un presidente que cambia el rumbo del país. Fue el caso de Abraham Lincoln, Woodrow Wilson, Franklin Roosevelt o Roanald Reagan, y pocos más. Barack Obama, desde luego, no ha sido uno de ellos a pesar de que esa era exactamente su intención. Pero la persona que vaya a substituirle sí podría virar el rumbo histórico de su país, con consecuencias de largo alcance.

En el caso de Hillary Clinton, esto es sólo probable, pero si el elegido es Donald Trump, un cambio de época es más que seguro. Lo es por varios motivos. Uno de ellos es que ha fagotizado nada menos que al Partido Republicano, e introducirá varios elementos en la cultura política del país que, si bien estaban presentes, algunas dormitaban en el curso de la última historia esperando el momento de recobrar protagonismo. Es el caso del nativismo, el nacionalismo y el populismo.

Trump representa a una América que se siente amenazada y que se repliega sobre sí misma para reconocerse y fortalecerse. Si esa parte de la sociedad se ve representada en la Casa Blanca, la relación de aquélla sociedad con el resto del mundo va a cambiar. Como primera medida, se resentirá el comercio internacional, que es la institución que une a los pueblos, los fortalece y enriquece. Por otro lado, se abrirá una brecha con ciertos países y sociedades, y puede que entre distintos grupos dentro de los Estados Unidos, a cuenta de su desconfianza hacia la llegada de inmigrantes.

Hablamos, en definitiva, de un posible resquebrajamiento de la cooperación económica. Las bolsas, que han visto cómo Trump repta por las encuestas y amenaza la primacía de Hillary Clinton, han reaccionado con nerviosismo. Puede ser sólo el comienzo de un gran cambio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios