www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CON 'NO VOY A PEDIRLE A NADIE QUE ME CREA'

El mexicano Juan Pablo Villalobos gana el Herralde de novela

El mexicano Juan Pablo Villalobos gana el Herralde de novela
Ampliar
lunes 07 de noviembre de 2016, 13:15h
El jurado compuesto por Salvador Clotas, Paloma Díaz-Mas, Marcos Giralt Torrente, Vicente Molina Foix y el editor Jorge Herralde seleccionó las siguientes 5 novelas de las 512 presentadas al Premio Herralde de Novela, convocado por Editorial Anagrama y dotado con 18.000 euros: Una casa, Max Viera (seudónimo), Bolivia; Santa Eliana, Lidio Vizca (seudónimo), Argentina; No voy a pedirle a nadie que me crea, Somiatruites (seudónimo), México; Cómo dejar de escribir, Transformer XXL (seudónimo), España; La procesión infinita, Diego Trelles Paz, Perú;

De estas obras, pasaron a la deliberación final Santa Eliana, Lidio Vizca (seudónimo), Argentina y No voy a pedirle a nadie que me crea, Somiatruites (seudónimo), México.

Resultó ganadora No voy a pedirle a nadie que me crea de Juan Pablo Villalobos (presentada bajo el seudónimo de Somiatruites) y finalista Amores enanos de Federico Jeanmaire (presentada bajo el seudónimo de Lidio Vizca y el título Santa Eliana).

El jurado quiere destacar también la gran calidad literaria de Cómo dejar de escribir de Esther García Llovet (presentada bajo el seudónimo de Transformer XXL), que se publicará en Anagrama durante el primer trimestre de 2017.

Juan Pablo Villalobos (México, 1973) ha investigado temas tan dispares como la ergonomía de los retretes, los efectos secundarios de los fármacos contra la disfunción eréctil o la excentricidad en la literatura latinoamericana de la primera mitad del siglo XX. Anagrama ha publicado todas sus novelas, traducidas a más de una docena de idiomas. Fiesta en la madriguera: «Un ataque deliberado y salvaje a las convenciones de la literatura» (Adam Thirlwell); «Basta el laconismo de esta novela para enamorarse de ella» (Der Spiegel); «El efecto paródico acumulativo de esta novela es escalofriantemente poderoso» (Sunday Times); Si viviéramos en un lugar normal: «“Corta, brutal y divertida” es el triple mandamiento de la novela moderna tal y como la concebía nuestro héroe B. S. Johnson, y el libro de Villalobos cumple la máxima» (Kiko Amat); «La realidad más brutal se vuelve delirante» (J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia); «Bebe de las fuentes de Bohumil Hrabal, César Aira, Alfred Jarry y Jorge Ibargüengoitia; es decir, de las fuentes del humor delirante» (Patricio Pron); y Te vendo un perro: «Un profundo sentido del humor, a veces grotesco, otras sutil, surrealista… siempre ingenioso» (Iñigo Urrutia, El Diario Vasco); «Una historia condenadamente buena. Tiene el ojo de un novelista para los detalles, el de un pintor para las imágenes y el de un poeta para los giros verbales» (Kirkus Reviews).

Federico Jeanmaire (Baradero, Argentina, 1957) es licenciado en Letras, profesor universitario y especialista en El Quijote. Como novelista ha obtenido premios muy importantes en su país, como el Rojas, el Emecé y el Clarín. En Anagrama ha publicado Miguel, una biografía ficticia de Cervantes: «Un retrato entintado, ruptural, estudiado y nada académico de Cervantes, y un intento de novela histórica que se salta algunas reglas del género. Un logro y un juego» (Luis Antonio de Villena, El Mundo); y Tacos altos: «No es fácil escribir con frescura sobre los males de este mundo. Sin embargo, algunos escritores enfrentan el malestar con una prosa vital, que conjuga lo leído con la experiencia actual. Federico Jeanmaire es uno de ellos. Como Don Quijote, parece escribir “ensartando disparates”, que es otra manera, tan gozosa como cuestionadora, de alcanzar el corazón de la humanidad. Quizá porque combina maravillosamente la reverberación de la lengua, su gusto por la literatura, con el impacto sentimental del mundo» (Silvia Hopenhayn, La Nación); «Una de sus novelas más ambiciosas y una de las más logradas. 166 páginas que transmiten una belleza que el lector agradecerá. Una solidez narrativa que tiene en la cadencia y el uso del lenguaje herramientas utilizadas con maestría» (Matías Méndez, Infobae).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios