www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PEDRO SÁNCHEZ, HACIA LA CATÁSTROFE

martes 08 de noviembre de 2016, 11:32h
Pedro Sánchez condujo al PSOE a su mayor derrota el 20-D. Empeoró todavía el resultado el 26-J...
Pedro Sánchez condujo al PSOE a su mayor derrota el 20-D. Empeoró todavía el resultado el 26-J. Nunca tuvo en cuenta otra cosa que su interés personal. Quería subsistir a toda costa. No le importaban los intereses del pueblo español y ni siquiera los de su partido, el centenario PSOE que engrandeció Felipe González. Toda la actividad de Pedro Sánchez se concentró en su permanencia personal. Si no llega a intervenir Felipe González, bien arropado por los más prestigiosos dirigentes del partido, Pedro Sánchez estaba dispuesto a la disparatada alianza con Podemos y soberanistas o acudir a las terceras elecciones generales.

La gestora ha evitado la catástrofe. Ha impedido el hundimiento del PSOE. La última encuesta del CIS es concluyente. El Partido Comunista, es decir, Unidos Podemos, hubiera sorpassado a los socialistas en cuatro puntos en las eventuales elecciones del 18 de diciembre. Aún más, el Partido Popular dobla ya en intención de votos al PSOE.

Después de la larga etapa estelar de Felipe González, el socialismo español ha pagado las consecuencias de los disparates de Rodríguez Zapatero y del liderazgo devastador de Pedro Sánchez. En política muy pocas cosas quedan impunes. Las ocurrencias zapaterescas y los egoísmos sanchistas han conducido al PSOE hasta el borde del abismo.

España necesita un Partido Socialista robusto, al lado de la Constitución y la democracia. La estabilidad nacional depende de la alternativa que hasta ahora ha sido el PSOE, en representación del centro izquierda. Por eso habrá que aplaudir cualquier esfuerzo que se haga desde dentro y desde fuera del partido para devolver al PSOE al lugar que nunca debió perder. Hay meses por delante hasta que con un nuevo líder y un programa exigente pero moderado permitan que el centenario partido se reorganice y avance de nuevo por el camino adecuado.