www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES PRESIDENCIALES DE ESTADOS UNIDOS 2016

Diez horas después de ser derrotada, Clinton da la cara

Diez horas después de ser derrotada, Clinton da la cara

EL IMPARCIAL/Efe
Pide una "mente abierta" para Trump.

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, reconoció este miércoles públicamente su derrota electoral y pidió dar al presidente electo, Donald Trump, una "oportunidad de liderar" el país. "Donald Trump va a ser nuestro presidente. Le debemos una mente abierta y una oportunidad de liderar", dijo Clinton en su primera aparición tras los comicios.

En su discurso, pronunciado ante miembros de su campaña y simpatizantes en un hotel de Nueva York, la exsecretaria de Estado reconoció que los resultados no son los que esperaba, pero llamó a aceptarlos de forma pacífica y a colaborar con los republicanos.

"Anoche felicité a Donald Trump y me ofrecí a trabajar con él en nombre de nuestro país", dijo Clinton, que confió en que el magnate neoyorquino sea "un presidente exitoso para todos los estadounidenses" y pidió a los suyos aceptar el resultado y mirar hacia delante.

"Hemos visto que nuestra nación está más dividida de lo que creíamos, pero yo todavía creo en Estados Unidos y siempre lo haré", apuntó. Jaleada por decenas de seguidores y acompañada de su marido y su hija, Clinton reconoció que la derrota en los comicios es algo "muy doloroso y lo será por mucho tiempo".

Pese a ello, urgió a sus seguidores a seguir trabajando en favor del proyecto que ha defendido: "Nuestra responsabilidad como ciudadanos es seguir poniendo de nuestra parte para construir los EEUU mejores, más fuertes y más justos que buscamos".

También quiso lanzar a sus partidarios un mensaje de optimismo, asegurando que "nuestros mejores días todavía están por delante", y pidiéndoles mantener la "esperanza". "Somos más fuertes y seguiremos adelante juntos. Y no debéis arrepentiros nunca de luchar por eso", señaló.

Clinton dedicó además palabras especiales a las mujeres que han respaldado su campaña y confió en que, más pronto que tarde, EEUU tendrá por fin a una mujer como presidenta. "Todavía no hemos roto el techo de cristal más alto y más duro. Pero algún día alguien lo hará. Con suerte antes de lo que creemos", dijo.

"Nuestro país tiene una enorme deuda" con el presidente estadounidense, Barack Obama, y con la primera dama, Michelle, afirmó Clinton en su mensaje ante decenas de seguidores y ayudantes en un hotel de esta ciudad. El "liderazgo determinante" de los Obama "ha significado mucho para muchos estadounidenses y gente alrededor del mundo", concluyó.

Obama promete "transición pacífica" de poder pese a "diferencias" con Trump

El presidente de EEUU, Barack Obama, prometió este miércoles llevar a cabo una "transición pacífica" de poder, algo que, según dijo, es una de las "señas de identidad" de la democracia del país, pese a admitir que tiene "muy significativas diferencias" con el elegido para sucederle en la Casa Blanca, Donald Trump.

"Estamos todos en el mismo equipo. No somos republicanos o demócratas primero, sino americanos primero, patriotas primero y todos queremos lo mejor para nuestro país", enfatizó Obama en su primera comparecencia desde la Casa Blanca tras las elecciones de este martes, ganadas por Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, contra todo pronóstico.

Según Obama, ese mismo mensaje fue el que escuchó anoche "directamente" de Trump cuando habló con él para felicitarlo por su victoria y "es lo que necesita el país, un sentido de unidad, de inclusión". "Espero que (Trump) mantenga ese mismo espíritu" durante la transición y en su Presidencia, agregó Obama.

Acompañado por su vicepresidente, Joseph Biden, el mandatario deseó, además, que el que será su sucesor en la Casa Blanca a partir de enero tenga éxito" en su propósito de "unir y liderar" a Estados Unidos.

La Presidencia es algo "más grande que cualquiera de nosotros", afirmó Obama al explicar que ha pedido a su equipo que sigan el ejemplo de lo ocurrido hace ocho años, cuando el republicano George W. Bush le abrió a él las puertas de la Casa Blanca, para garantizar una transición sin complicaciones.

Al hablar sobre Clinton, que fue su secretaria de Estado durante cuatro años, le dio las gracias por su "extraordinaria vida" dedicada al "servicio público". "No podría estar más orgulloso de ella", añadió.

Obama también quiso enviar un mensaje a los jóvenes, a los que votaron por primera vez y están "tal vez decepcionados" con los resultados de estas elecciones. "No se vuelvan cínicos, no piensen que no pueden hacer la diferencia", les pidió.

Trump ganó las elecciones contra todos los pronósticos, que situaban a Clinton de favorita, al superar con claridad los 270 votos electorales que conceden la Presidencia de EE.UU., tras conquistar estados del medio oeste y algunos de los más disputados como Pensilvania, Florida y Carolina del Norte. Obama, quien hizo campaña hasta el último minuto por Clinton, denunció repetidas veces durante la contienda electoral que Trump no está preparado para ocupar el Despacho Oval.