www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PSOE SE ENTREGA EN EL PAÍS VASCO AL PNV

lunes 21 de noviembre de 2016, 11:32h
La alianza PSOE-PNV en las provincias vascongadas tiene inconvenientes claros pero también evidentes ventajas. El balance entre los pros y...

La alianza PSOE-PNV en las provincias vascongadas tiene inconvenientes claros pero también evidentes ventajas. El balance entre los pros y los contras me parece positivo. El PNV es un partido de centro ligeramente escorado a la derecha. Internacionalmente aparece equiparado a las democracias cristianas europeas. La colaboración entre la social democracia del PSOE y el PNV roza las fronteras ideológicas pero resulta aceptable.

Hasta ahora el PNV se ha movido en la moderación y el constitucionalismo. El lendakari Ibarreche hizo lo que exige nuestra Carta Magna: llevó su plan de tintes secesionistas al Congreso de los Diputados. Fue revolcado. Con el PNV cabe el entendimiento dentro de la ley. Y entre un acuerdo PNV-Bildu para facilitar la gobernabilidad y una alianza PNV-PSOE está claro que resulta mejor para la estabilidad de España esta última.

No quiero entrar en los problemas interiores del centenario partido que engrandeció Felipe González. Si los dirigentes vascos del PSOE no han consultado con la gestora que gobierna el partido desde Madrid, esa es una cuestión que deberán resolver los órganos internos del grupo socialista. Conviene, sin embargo, dejar constancia de que a pesar de los riesgos e inconvenientes que tiene el acuerdo al que se ha llegado, resulta positivo en sus líneas generales. Lo que importa es el balance. En el País Vasco habrá estabilidad constitucional durante los próximos cuatro años. Y con lo que está cayendo en otras regiones españolas habrás que convenir que las fuerzas de la moderación han acertado en Euskadi.