www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO

Jesús Briones Delgado: Promesas y realidades de la “revolución tecnológica”

domingo 04 de diciembre de 2016, 16:50h
Jesús Briones Delgado: Promesas y realidades de la “revolución tecnológica”

Catarata. Madrid, 2016. 264 páginas. 18 €.

Por Carmen R. Santos

En 1964 Umberto Eco publicó en Italia Apocalípticos e integrados. Este ensayo, aparecido un año después en España (Lumen), propone y analiza una dicotomía esencial de nuestro tiempo -en buena medida “el tema de nuestro tiempo”, en expresión orteguiana-, que se vertebra en torno a los conceptos que dan título al volumen. Recordemos que en su célebre obra, el semiólogo piamontés se centraba en el examen de la cultura de masas y sus medios de difusión, ante lo cual se adoptan básicamente dos posturas, que Eco cifra, por un lado, en la de los “apocalípticos”, que juzgan de manera negativa cómo se irradia dicha cultura y el impacto que conlleva, con no poco de perverso, en la sociedad. Frente a los “apocalípticos” se alzan los “integrados” que defienden sus muchas bondades.

La dualidad que Umberto Eco puso sobre la mesa no solo sigue hoy vigente, sino que se ha incrementado y es posible aplicar esas dos categorías a un asunto que no deja de estar ligado a esa cultura de masas sobre todo en cuanto amplía sus posibilidades de trasmisión y propagación. Se trata de la revolución tecnológica que cuenta con sus “apocalípticos” y sus “integrados”. Por cierto, una revolución que, naturalmente, también ocupó y preocupó a Eco hasta sus últimos días, como puede apreciarse en De la estupidez a la locura (Lumen), que ha visto la luz póstumamente, y donde se recogen una serie de artículos, seleccionados por el propio Eco poco antes de fallecer, marcados por la lucidez y los interrogantes.

Lucidez, interrogantes, y oportunidad, caracterizan asimismo el libro de Jesús Briones Delgado, Promesas y realidades de la “revolución tecnológica”, cuyo acierto empieza por su significativo título. Porque son múltiples y variadas las promesas que arrojó esa revolución y las esperanzas que despertó. De ahí que resulte necesario y urgente confrontarlas con las realidades, tarea que Jesús Briones lleva a cabo con tanto rigor como provecho.

Estamos inmersos en una globalización que ha incidido de forma determinante en todos los ámbitos. Entre ellos, el de la información y el conocimiento, donde las nuevas tecnologías han jugado un papel fundamental. Un papel que ha revelado algo capital que no siempre se subraya como debiera, y que Briones sí hace en su trabajo: la información no implica conocimiento. Es más, el desbordamiento informativo, facilitado enormemente por fenómenos como internet o las redes sociales, ya asentados en nuestra cotidianidad, no va precisamente en la dirección correcta, además de generarnos un sentimiento de culpabilidad por no poder estar permanentemente al día. Una de las claves, decisiva, es que se olvida, como bien señala Jesús Briones, que “la tecnología tan solo es un soporte y un canal para la información y el conocimiento; es la interpretación, abstracción y construcción, profundamente humanas, lo que eleva a categoría de conocimiento, y ya no digamos de cultura, cualquier información”.

Basándose en una minuciosa y sólida labor de investigación y documentación interdisciplinar, Briones -licenciado en Filosofía, doctor en Ciencias de la Información con una tesis que es la base de este libro, Graduado Social, y actual responsable de Desarrollo de Personas en una empresa líder del sector energético-, pone también el dedo en la llaga al plantear si la revolución tecnológica ha posibilitado “una verdadera transformación en los sistemas de producción, distribución, comunicación y consumo, así como cambios profundos en la sociedad y en la economía”. Algo que sí ocurrió con la Revolución Industrial. Pero hoy ¿estamos en verdad ante un cambio de paradigma?

Pío Baroja se refiere a Montaigne y a los ensayistas, en feliz denominación, como “sembradores de dudas”. A esta estirpe se puede adscribir Jesús Briones que se pregunta, y nos pregunta, cuestiones de hondo calado como, entre otras: “¿Somos realmente más libres gracias a las tecnologías?, ¿quién gobierna Internet y con qué propósitos?, ¿hemos disminuido o hemos ampliado las brechas económicas, culturales y digitales entre las personas?, ¿somos víctimas consentidas de la Red?, ¿quién gana más con la incorporación de las tecnologías, la empresa o el trabajador?, ¿nos hemos convertido en una nueva versión de los ciborgs idealizados en la década de los setenta?”.

Y nos invita, como hace todo buen ensayista, a llegar a conclusiones personales: “Con este libro solo se pretende intentar ordenar el complejo mundo de la tecnología desde una visión práctica para que el ciudadano pueda contar con los suficientes elementos comparativos a la hora de emitir sus propios juicios”. Volviendo a Umberto Eco: ¿es usted apocalíptico o integrado en relación con las nuevas tecnologías? No se pronuncie categóricamente. Mejor acepte la invitación que le lanza Jesús Briones Delgado en su libro. Merece la pena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)

+
0 comentarios