www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIOGRAFÍA

Manuel Cerdán: Paesa. El espía de las mil caras

domingo 04 de diciembre de 2016, 16:53h
Manuel Cerdán: Paesa. El espía de las mil caras

Plaza & Janés. Barcelona, 2016. 472 páginas. 17,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por Carlos Abella

Cuando pasé la última página del libro Paesa. El espía de las mil caras me pregunté con ingenuidad cómo es posible que todo lo relatado en él haya podido ocurrir en España y cómo es posible que los ciudadanos españoles hayan tenido que soportar y comprobar el grado de putrefacción que se vivió en aquellos años.

Manuel Cerdán ha reconstruido en esta reedición de su libro las peripecias de este repugnante personaje que “es” Francisco Paesa, aunque a él le gustaría que dijéramos que “era”, pues con esa intención publicó su propia esquela en el diario “El País” el 2 de julio de 1998. La lectura del libro exige un previo conocimiento de lo que ocurrió en España en los años del mando del presidente Felipe González, hoy bendecido por algunos como un gran hombre de Estado pero que fue responsable político de todo lo que pasó bajo su mandato.

Cerdán hace un exhaustivo retrato de las fechorías financieras de Paesa, de sus estafas, de sus chantajes, de su habilidad para escabullirse, de su capacidad para ser “protegido” por los servicios de información, y todo resulta como en algunas de las películas del género en las que todo parece un artificio. Todo, hasta que te das cuenta de que lo que estás leyendo ha ocurrido en la España de los años noventa, apenas hace veinte años y que el biografiado fue capaz de engañar a un corrupto como Roldán, que cobró comisiones de hasta 1.5000 millones de pesetas -que depositó en Suiza- por obras en los cuarteles de la Guardia Civil y que después de tenerle escondido en París de piso en piso, fue capaz de pegarle el “timo de la estampita” a un ministro de Justicia e Interior de un gobierno del Reino de España, previo engaño y pago de 300 millones de pesetas por “entregar” a Roldán.

Paesa -según acredita Cerdán- ha sido traficante de armas internacional, ha vendido pistolas primero y luego misiles a ETA con lo que se logró detectar –afortunadamente- donde ETA almacenaba sus armas y que culmina con la famosa Operación Sokoa, aun a riesgo de todos los españoles de que hubieran fallado los dispositivos electrónicos que se les adhirieron para su detección. Paesa ha sido mediador en el caso GAL por tratar de presionar a una testigo protegida de las “garras” del juez Garzón para desenmascarar las acciones de Amedo y Domínguez y ha sido agente secreto del Ministerio del Interior.

Cerdán dota al relato de un ritmo narrativo muy periodístico, enlazando el dato con el suspense y la minuciosa descripción con el suministro de un rico apéndice documental. Y ello gracias a que Cerdán formó parte de aquel grupo de periodistas que tuvo que investigar y denunciar desde el crimen de Estado, hasta la corrupción en los cuarteles, la adjudicación del AVE y el chantaje del expresidente de Banesto, gracias a su connivencia en la cárcel con el exdirector general de la Seguridad del Estado, Julián San Cristóbal. .

Cerdán ofrece hoy su buen criterio y experiencia en algunas tertulias de televisión y su libro ha inspirado el rodaje de la película del mismo título que bajo la buena dirección de Alberto Rodríguez puede verse en los cines españoles para así ampliar a otro colectivo el desolador impacto que causa recordar toda una patética parte de nuestra reciente historia, indultada ya por quienes entonces atacaban a los medios que lo denunciaban y por quienes han revisado su criterio de exigencia de las responsabilidades políticas, que hoy han situado en un muy bajo listón. La proyección de todo ello sobre la España de hoy resulta relevante. Tomemos nota.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios