www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RENZI O EL ERROR DE LA AMBICIÓN SIN LÍMITES

lunes 05 de diciembre de 2016, 11:09h
Mientras Europa se está lamiendo todavía la herida sin cicatrizar del “brexit”, el primer ministro...

Mientras Europa se está lamiendo todavía la herida sin cicatrizar del “brexit”, el primer ministro italiano ha planteado un referéndum inquietante para la UE y absurdamente torpe para él.

Pagado de sí mismo, Renzi ha creído que el pueblo italiano le apoyaría masivamente para consolidar en su persona la firmeza y la estabilidad gubernamentales. El referéndum se convirtió desde el primer momento en un plebiscito: Renzi, sí o Renzi, no. El pretexto utilizado por el primer ministro para satisfacer su ambición personal, que carece de límites, fue la reforma constitucional. Parece claro que muchas de las medidas sometidas a aprobación eran razonables. Pero una reforma constitucional se hace por consenso o no se hace. La Carta Magna no puede apoyarse en una mayoría exigua. Debe estar respaldada al menos por los dos tercios de la ciudadanía y por los principales partidos políticos.

El sabio pueblo italiano no ha mordido el anzuelo. La reforma de la Constitución era un pretexto. Lo que pretendía Renzi era su consolidación personal. El tiro le ha salido por la culata y, aunque quiere volver diga lo que diga con la boca chica, está claro que ha dado alas a populismos antieuropeos de distinto signo y a una inestabilidad comprometedora para Europa. Menos mal que los austríacos han enmendado la situación y han conducido la elección presidencial por una senda nítidamente proeuropeísta.

En todo caso, frente a los insidiosos y a los escépticos, somos muchos los que creemos que la construcción europea avanzará tal vez en zigzag pero de forma imparable. La única defensa que tienen los europeos frente a la gran potencia estadounidense y frente a las economías emergentes de China y la India es la unidad. Solo desde los Estados Unidos de Europa podrán mantener los europeos el papel que desde hace dos milenios les corresponde en el mundo.