www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BORRAR A SÁNCHEZ DEL MAPA SOCIALISTA

lunes 12 de diciembre de 2016, 12:08h
Que se vaya con Podemos -me dijo ayer uno de los pesos pesados más relevantes del PSOE-...
Que se vaya con Podemos -me dijo ayer uno de los pesos pesados más relevantes del PSOE-. Ya está bien. Pedro Sánchez ha sepultado al partido en el peor resultado de su historia. En lugar de reconocer su fracaso y dimitir anda por ahí galleando y sembrando cizaña. Hay que terminar con él.

Al ver en mi cara un interrogante escéptico, mi interlocutor siguió:

- No es de recibo lo que pretendió hacer el fin de semana en que fue defenestrado. Intentó engañarnos y manipularnos a todos. Pero ¿qué se ha creído? Ahora pretende apelar a las bases para sacar alguna tajada.

- Pero eso no se puede evitar -argumenté.

- Claro que se puede evitar. Las primarias no son necesarias. Lo democrático es que los representantes de los militantes en el Congreso sean los que decidan. Así se ha hecho casi siempre y con notable acierto. Almunia es un gran socialista. Pero ni él ni mucho menos Pedro Sánchez fueron un acierto de las primarias.

La idea se está generalizando en muy diversos sectores del PSOE, hartos de la demagogia de Pedro Sánchez. Incluso Patxi López le ha aconsejado que se retire pero, como ocurre con todos los mediocres, Pedro Sánchez, erre que erre está dispuesto a incordiar todo lo que pueda.

Difícil aventurar qué hará el PSOE, cuál será la decisión final de la gestora. El criterio mayoritario es que el partido recupere su mejor versión social demócrata y que se mueva, dentro del más puro socialismo, en el centro izquierda con el fin de recuperar el terreno perdido. Oscilar hacia la extrema izquierda es, para muchos analistas, facilitar que Podemos fagocite al histórico partido que engrandeció Felipe González.