www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPOSICIÓN

Ginebra exhibe las “pruebas” de la relación amor-odio de Goethe con Francia

Ginebra exhibe las “pruebas” de la relación amor-odio de Goethe con Francia
Ampliar

La Fundación Martin Bodmer, museo-biblioteca dedicado a la conservación del pensamiento universal en Ginebra, expone hasta abril manuscritos, ediciones y diversos documentos que sirven para entender la compleja influencia de la cultura gala en la obra del escritor alemán.

En la exposición permanente de la Fundación Martin Bodmer se exhibe una colección con cientos de manuscritos y 270 incunables - impresos antes del año 1500 - y ahora, además, el centro con sede en Ginebra acoge esta muestra especial, hasta el próximo mes de abril, con ediciones y documentos de Goethe en su versión francesa. Bajo el título de “Goethe y Francia”, la Bodmer rescata, en un espacio bajo tierra que recuerda a una bodega subterránea, la relación entre el alemán y la cultura gala, fiel compañera del poeta durante toda su vida. Una relación que para Jacques Berchtold, profesor y director de la fundación, fue claramente “de amor-odio”. El propio Martin Bodmer, fallecido en 1971, fue quien se las arregló para recabar los archivos más importantes de Goethe existentes fuera de Alemania con el resultado de una colección de incomparable riqueza que llega por primera vez al público tras una larga espera y, en consecuencia, una enorme expectación.

Bodmer, heredero de una gran fortuna familiar, comenzó a coleccionar libros raros a la edad de 16 años y dedicó toda su vida a crear la extraordinaria biblioteca de literatura universal que ha dejado al público. El bibliófilo y erudito millonario suizo seleccionaba las obras en torno a lo que él consideraba los cinco pilares de la literatura universal: la Biblia, Homero, Dante Alighieri, William Shakespeare y, por supuesto, su gran referente: Johann Wolfgang von Goethe. Priorizó autógrafos y primeras ediciones, y a orillas del lago de Ginebra, Bodmer acumuló más de 150.000 obras en ochenta idiomas, incluyendo primeras ediciones de las obras más importantes, como el original de los cuentos de los hermanos Grimm, la única copia de la Biblia de Gutenberg en Suiza, un quinteto de cuerda de Mozart, ediciones originales de Don Quijote y valiosos papiros, conocidos como Papiros Bodmer.

Johann Wolfgang von Goethe fue, en todo caso, el autor de cabecera y mentor del gran coleccionista y, ahora, la institución que conserva y amplía su legado ofrece documentación más específica y centrada en torno a un dato tan conocido como a veces olvidado, la influencia que tuvo en Goethe la cultura francesa “aún a su pesar” Porque, en su formación como escritor universal, Goethe fue influenciado por otras culturas además de la alemana - en especial la griega, la arábiga, la inglesa o la italiana -, pero el impacto en su obra de los acontecimientos ocurridos en la vecina Francia es menos reconocido. Hay que tener presente que, aunque la obra del poeta alemán fuera muy innovadora - sobre todo en lo que se refiere a la creación del mito moderno que supuso "Fausto", - Goethe era de talante y pensamiento conservador, por lo que los cambios políticos ocurridos a finales de siglo XVIII en el país vecino no contaron con su simpatía ni aprobación. Como "amante del orden", la sangrienta insurrección francesa provocó en él un gran rechazo que plasmó tanto en sus obras publicadas "El ciudadano general" y "La hija natural" como en borradores que cayeron en el olvido. Este es el caso de la sátira titulada "El viaje de los hijos de Mezaprazon", con la que pretendía dar "una respuesta literaria ambiciosa" a la insurrección.

Sin embargo, el propio Goethe acabó desechando su publicación tras la derrota de la campaña de Francia en 1792, en la que las tropas de los príncipes germánicos intentaron, sin éxito, detener a los revolucionarios. La llegada de Napoleón al poder fue un alivio para Goethe, que estuvo a punto de inmortalizar la historia del emperador galo a través de una obra de teatro sobre la vida de Julio César. Prueba de su admiración mutua es la cruz de la legión que el emperador entregó al pensador alemán y que este lució con orgullo, incluso después de la retirada de sus tropas de territorio alemán. Junto a los borradores de "Fausto" y los dibujos que el pintor romántico Éugene Delacroix realizó para ilustrar la edición francesa de la obra maestra del poeta, las 31 páginas que se conservan del manuscrito son, por su rareza, la joya de la corona de la muestra, formada por 90 primeras ediciones y otros artículos. Por otra parte, pese a que Goethe nunca comulgó con el ideal de literatura francesa imperante en la época, es innegable que en "Las desventuras del joven Werther" se inspiró en la obra precursora del movimiento romántico, "La nouvelle Heloïse", de Jean Jacques Rousseau. Y por ello, ahora sus originales se exponen juntos.

Goethe, además, en su calidad de responsable de bibliotecas, teatro y ópera de la República de Weimar, se encargó de dar a conocer en su país "lo mejor" de la literatura, música, pintura y dramaturgia gala de la época. Por ejemplo, traduciendo él mismo obras de Voltaire y Racine. Sin embargo, la influencia francesa fue especialmente fuerte en sus estudios sobre botánica y en la refutación de la teoría de los colores de Newton, una hazaña a la que Goethe se dedicó con pasión y por la que estaba convencido que pasaría a la posteridad. Para el profesor Berchtold, que Goethe se dejara influir por autores de otros países no es extraño, ya que a lo largo de su vida Goethe "evolucionó contra un concepto de la literatura patriótica", razón por la cual no fue bien considerado por el régimen nazi. Precisamente, su posicionamiento universalista se intentó utilizar en 1933 para unir las culturas francesa y alemana al objeto de curar enemistades, y el presidente de la República francesa pidió personalmente al poeta Paul Valery que se encargara de ensalzar la figura de Goethe en una conferencia que tuvo lugar ese año en la universidad parisina de la Sorbona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (9)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.