www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AZNAR PROPINA A RAJOY UN BOFETÓN DE SONORIDAD NACIONAL

miércoles 21 de diciembre de 2016, 10:46h
Con la firmeza que le caracteriza, con moderación y buenas maneras, sin estridencias ni aspavientos, José María Aznar ha...

Con la firmeza que le caracteriza, con moderación y buenas maneras, sin estridencias ni aspavientos, José María Aznar ha renunciado a la presidencia de honor del Partido Popular. Eufemismos aparte, el expresidente ha propinado al presidente un bofetón de sonoridad nacional. Hace unas semanas le advirtió con un cachete de sus discrepancias con relación a la política de Moncloa en Cataluña. Ahora ha roto las amarras y le ha propinado una bofetada sin paliativos.

Tres cosas puede hacer José María Aznar. La primera, y la que más desean sus partidarios, es la creación de un nuevo partido que responda a la tradicional ideología del Partido Popular, diluida hoy en el oportunismo y la debilidad. La segunda, crear dentro del PP una corriente crítica que dispute en los Congresos y en los órganos del partido la primacía a Mariano Rajoy. La tercera, permanecer en su Fundación Faes convirtiéndola en la voz de la conciencia del centro derecha español. El expresidente se va a tomar, en todo caso, un tiempo para reflexionar pero está claro que ha decidido luchar porque las ideas sustanciales del Partido Popular no se despeñen por el hedonismo de muchos dirigentes populares, las ambiciones de Mariano Rajoy y el oportunismo acomodaticio que, según muchos, distingue a la política monclovita.

El régimen, agotado desde hace varios años, se está descomponiendo y se mueve más cerca del vertedero que de la regeneración. Los españoles se desayunan cada día con una muestra nueva de la desobediencia a la ley, la agresión al Estado de Derecho, la burla a la Constitución y el escarnio a la unidad de España. Esa es la pura verdad y por eso se comprende la reacción de José María Aznar, que aspira a salvar del naufragio las ideas por los que ha luchado toda su vida.