www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POCO A POCO

2017, año 0

lunes 26 de diciembre de 2016, 19:07h

Se nos escapa el año. Apenas queda nada para despedir este 2016 y toca hacer balance de estos últimos doce meses que si por algo se han caracterizado en la escena internacional es por la irrupción del populismo en toda su virulencia a ambos lados del Atlántico.

En Europa, la Unión Europea ha vivido uno de sus mayores reveses en lo que lleva de andadura con el inesperado Brexit. Los británicos, muchos sin saber exactamente qué votaban o qué consecuencias implicaba su juicio, decidieron dar carpetazo a su vinculación comunitaria e iniciar el proceso de desconexión para estupor del mundo entero. Pocas horas después de conocerse el resultado, decenas de miles de británicos rogaban cambiar su voto al ver la bolsa desplomarse y los inversores salir en desbandada hacia otros mercados más acogedores.

En 2017 la nueva primera ministra, Theresa May, sucesora del dimisionario Cameron, tiene por difícil la delicada tarea de negociar con Bruselas los términos de su nueva relación, que ambos bandos esperan que les sea favorable sabiendo de inicio que los dos han salido perdiendo con el Brexit.

Pero si hablamos de escenarios inesperados, pocos se atrevían a vaticinar que el histriónico showman de Donald Trump, ese personaje irreverente, neolítico y chusco como pocos, fuese a ser el próximo presidente de Estados Unidos. ¡Zas, en toda la boca! Una campaña hábil en el barro y escandalosa en las formas ha llevado al magnate hasta la Casa Blanca y nos ha dejado bien a las claras la ruptura social que se vive hoy en día en Estados Unidos, un país partido en dos azuzado por el revanchismo ideológico y la permanente lucha racial que ni Obama, ese premio Nobel, ha logrado atajar.

Por delante se nos presentan cuatro años absolutamente imprevisibles, como el propio Trump. Sus guiños a Rusia, ojo que apelaba hace unos días por reforzarse nuclearmente, y su nula sintonía con Pekín provoca que ni los analistas más intrépidos se atrevan a lanzarse a la piscina, cosa ya de por sí preocupante en un mundo tan cambiante de por sí como el actual.

Populista fue un término que también se escuchó mucho con el fallecimiento de Fidel Castro. El líder cubano, cuya figura recibía como pocas dardos y elogios en igual proporción, cerraba tras de sí la lista de grandes figuras del siglo XX, una en la que también se cuentan Hitler, Stalin, Gandhi, Mandela, Churchill, JFK... Cada uno en su parcela, unos en el odio y otros en la conciliación, cada uno acusado por sus detractores de populistas, pero todos dejando su huella indeleble en los anales de la historia.

Y mientras tanto en Siria, ese país que nos rompe el corazón pero que no nos mueve ni un dedo a la hora de la verdad, sigue protagonizando una de las mayores masacres de la historia reciente. Esperemos que este año entrante nos traiga buenas noticias al menos en este frente, aunque sólo sea por hacer retroceder a Estado Islámico y poner algo de paz en una región que ya no tiene memoria para seguir contando muertes.

Este 2017 que llama a la puerta lo tiene todo para ser un gran año. Con el contador a cero es casi imposible quedarse en tablas, por lo que, ya sea por mi fe infinita o por mi ingenuidad patológica, espero que acaben siendo doce meses mucho mejores que los que dejamos atrás, que se nos van barnizados de muerte, mentiras, hipocresía y grandes dosis de deshumanización.

Es posible que de aquí a un año vuelva a repetir esta columna cambiando sólo una cifra en el titular, pero todo gran cambio empieza por un pequeño paso, por un nimio detalle, por un desearlo. He aquí mi primera chispa para el año 0, el año en que empezamos a hacer las cosas bien de una santa vez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (7)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.