www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PP Y LOS PARTIDOS NACIONALISTAS

lunes 23 de junio de 2008, 20:58h
Tiene razón María San Gil cuando exige que no se ceda un palmo de terreno ante la política Ibarreche de entenderse con Eta y provocar la secesión de las provincias vascongadas.

No tiene razón María San Gil cuando cierra toda posibilidad de diálogo entre los partidos nacionalistas y el PP. En tanto no se haga la reforma constitucional que ponga punto final a las transferencias autonómicas, el PP debe negociar hasta la extenuación, alcance o no acuerdos, con el PNV y CiU. Ambos partidos están en el centro derecha. Ambos partidos, secesionismo aparte, participan de ideas comunes sobre las principales cuestiones económicas y sociales.

La firmeza, la coherencia, al defender la unidad de España y negar a Eta el pan y la sal, no es incompatible con llegar en muchas y muy fundamentales cuestiones a acuerdos con el PNV y CiU. Estos partidos representan en sus comunidades autónomas lo que el PP en el resto de España. Es lamentable que sumen sus votos y sus escaños al PSOE en el Congreso de los Diputados.

Mariano Rajoy está en la obligación política de negociar con ellos hasta llegar a un acuerdo base que permita al PP, si un día gana las elecciones generales sin mayoría absoluta, gobernar con el apoyo de los escaños del nacionalismo catalán, también del vasco.

Seguramente María San Gil no estará de acuerdo con este planteamiento porque conoce demasiado bien a Ibarreche y respira, además, el aire de terror que domina al País Vasco, pero en un análisis teórico serio Rajoy debió gestionar alianzas desde el 14 de marzo de 2004 con los partidos afines vasco y catalán. No supo hacerlo y así le ha lucido el pelo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.