www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Juan José Millás: Desde la sombra

domingo 01 de enero de 2017, 16:44h
Juan José Millás: Desde la sombra

Seix Barral. Barcelona, 2016. 208 páginas. 18, 50 €. Libro electrónico: 7,49 €.

Por Paulo García Conde

Las fábulas (las clásicas) han sido siempre objeto de admiración por esgrimir, desde la más absoluta sencillez, una enseñanza que cualquier persona puede hacer suya; época, raza y cualquier otro tipo de particularidad aparte. Las narraciones de Juan José Millás parecen perseguir a menudo esa meta, valiéndose de recursos tan antiguos y difíciles de dominar como el humor, la ironía y la simplicidad, en un presente donde muchos escritores se obcecan en jugar a ver quién tiene un mayor conocimiento sobre el contenido de un diccionario.

Millás precisa pocas páginas, y todavía menos artificios, para construir una historia que sirva de lectura ágil y a la vez de denuncia de una realidad. Recurriendo, he ahí el mérito, a situaciones que a priori catalogaríamos de inverosímiles, de surrealistas. Pero la prosa del escritor valenciano sabe conducir al lector por caminos trazados con mucho tiento, como en el caso de esta última novela. Desde la sombra puede ser considerada metáfora, crítica, denuncia, paradoja y muchas cosas más. En ella se relata la vida de Damián, que ha perdido su trabajo y con él la orientación de los pasos que todavía parecen quedarle por dar en un mundo que poco o nada puede ofrecerle. Damián termina encerrado en un armario que acaba de ser vendido, y que lo trasladará a un hogar donde podrá observar, primero, e influenciar después, a una familia de clase media con problemas fácilmente reconocibles en sociedades de hoy en día.

El protagonista tiene la habilidad de establecer en su mente un plató donde un astuto entrevistador, bautizado como Sergio O’Kane (y a quien un insólito Iñaki Gabilondo terminará comiendo terreno), le hace las preguntas pertinentes para que a través de sus respuestas pueda explicar tanto su pasado como su presente. De este modo, Millás logra que el encierro permanente de Damián en un armario no suponga un hándicap a la hora de desarrollar la trama. Y deja constancia, además, del peculiar carácter de este personaje, un ser solitario, que sufre en realidad un encierro mucho mayor que el representado: el de pertenecer a un colectivo que no concede huecos para gente como él. Que arrincona a aquellas personas que no saben o no desean adaptarse a los cambios rocambolescos de una sociedad inestable y en continuo cambio (que no progreso).

Damián logra conectar con Lucía, esposa de Fede y madre de María, los otros componentes de la familia cuyo hogar ha invadido sin quererlo. Bajo la apariencia de una presencia fantasmal, se comunicará con ella y ambos quedarán al desnudo en sus miedos, sus pesares, sus anhelos. Una relación que conducirá irremediablemente, hasta unas consecuencias.

Aunque en palabras del propio autor estamos ante su novela más política, hay otras maneras de definir esta obra que resultan igual de representativas. Por alejarse de un término que aparece mencionado en ciertos aspectos dentro de la novela, adjetivos como “simbolista” o “triste” tienen una fuerte presencia en esta historia donde lo más fantasmal es aquello que aparece más apegado a la realidad que nos invade. Se trata de un inquietante espejo este que se nos ofrece para mirarnos, o un vasto armario desde el que espiar nuestros propios miedos y desaciertos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.